186

Publicidad

Murcia

Un bombero de Murcia sobrevive a una caída de 18 metros desde un sexto piso: "Tengo varias fracturas"

David Martínez, un bombero de Molina de Segura, en Murcia, volvió a nacer tras caer al vacío desde un sexto piso cuando intentaba extinguir un incendio en una vivienda: "Tuve muchísima suerte".

David Martínez es un bombero que cayó desde un sexto piso hace poco más de cuatro meses y ya ha vuelto a entrenar. Y es que lo de David sí que ha sido un milagro que sucedió en Molina de Segura, en Murcia.

"Esa es la palabra que más han utilizado los médicos que me han visto: milagro, suerte... No es normal", explica David Martínez a Antena 3 Deportes.

"La caída duro un segundo pero me dio tiempo a pensar que me iba a morir. Aparecieron mis dos niños en mi cabeza y pensé 'qué pena que se quedan sin padre'", reconoce David.

"El susto fue importante y sí, tengo algunas fracturas. La verdad es que tuve muchísima suerte y las lesiones que he tenido son bastante importantes. Eso sí, me permiten tener ilusión y volver a trabajar. Todavía me queda bastante para recuperarme", ha relatado en Espejo Público de Antena 3.

Prosigue su recuperación

Apagaba un incendio y sufrió una caída al vacío de 18 metros de altura. Vio la muerte de frente: "El susto fue importante y sí, tengo algunas fracturas. La verdad es que tuve muchísima suerte y las lesiones que he tenido son bastante importantes. Eso sí, me permiten tener ilusión y volver a trabajar. Todavía me queda bastante para recuperarme".

"Me dijeron que era básicamente chapa y pintura. Haber hecho deporte toda la vida ayuda mucho en la recuperación", asegura David.

Curiosa fue la sensación de sentirse vivo. Múltiples fracturas, una operación de 9 horas, pero todo controlado. Cayó con una bombona de oxígeno de 15 kilos y en posición fetal: "Hay mil opciones para caer, pero caí en esa posición de forma lateral y la botella que llevaba detrás no me afectó. Si hubiese caída de otra forma me hubiese partido la espalda.

"Fue un incendio en una vivienda muy complicado. Hubo un par de explosiones que tiraron una de las paredes de la vivienda. Había muchísimo humo y fuegos. Al ir avanzando en un paso de los que di estaba cerca del patio de luces y caí al vacío. Debido al humo no me percaté", ha relatado.

Muy deportista

Amante del deporte, participó en algun Ironman y no deja la bici. Los ánimos llegaron de todos los lados. A las seis semanas del accidente estaba caminando, pero en eso le ganó su hijo pequeño de poco mas de una año. Bombero del parque de Molina de Segura, en Murcia, llamó a la puerta de la muerte y no le abrieron.

Publicidad