Fórmula 1

Lewis Hamilton carga contra la actual Fórmula 1: "Se ha convertido en un club de niños billonarios"

El siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 ha criticado a la actual generación de pilotos y cree que ahora mismo le sería imposible llegar hasta donde ha llegado. "Si tuviera que volver a empezar desde una familia de clase trabajadora, sería imposible que hoy estuviera aquí. Porque los otros chicos tendrían muchísimo más dinero", explica Lewis Hamilton.

Lewis Hamilton carga contra la actual Fórmula 1: "Se ha convertido en un club de niños billonarios"

Publicidad

Lewis Hamilton, el que para muchos es ya el mejor piloto de la historia de la Fórmula 1, no se ha mordido la lengua en una entrevista al diario 'AS' en la que ha criticado el actual formato de la F1 y la forma en que se promociona a los pilotos.

"No sé si importa mucho lo que yo pienso, no sé si puedo juzgar si es una buena o mala generación. Siempre hay pilotos que llegan, en mi caso lo hice con Nico (Rosberg) y Kubica, justo antes estaba Alonso, la era de Schumacher… siempre habrá una era. Para mí, personalmente, vivimos en un tiempo en el que esto se ha convertido en un club de niños billonarios. Si tuviera que volver a empezar desde una familia de clase trabajadora, sería imposible que hoy estuviera aquí. Porque los otros chicos tendrían muchísimo más dinero. Tenemos que trabajar para cambiar eso y que este sea un deporte accesible, para ricos y para personas con un origen más humilde", asegura Hamilton.

Hamilton: "Sigue pasando ahora, aquí hay un piloto asiático, no hay ninguno negro y tampoco viene por detrás"

El piloto de Mercedes también da su opinión por la no presencia de pilotos de color en la parrilla de Fórmula 1 y que él sea el único.

"Mi padre, mi hermano y yo siempre éramos las únicas personas de color, era lo normal para nosotros aunque siempre fuimos conscientes. Se volvió normal, claro, aunque al principio era obvio que no éramos bienvenidos. Incluso hoy, es lo mismo. Después del kárting sí coincidí con un par de pilotos chinos o asiáticos. Pero ningún piloto negro. Me di cuenta desde el primer momento en que llegué al circuito de kárting, y me lo recordaron en cada carrera desde que tengo ocho años. Pero sigue pasando ahora, aquí hay un piloto asiático, no hay ninguno negro y tampoco viene por detrás", denuncia Hamilton en la entrevista al diario 'AS'.

Hamilton reconoce que la F1 aún debe hacer un esfuerzo para ser un deporte que apoye más los movimiento antirracistas.

"Cada vez hay más conciencia sobre el problema. En Europa, el racismo es diferente al de Norteamérica pero también está presente de forma notable. Estos últimos meses han sido un periodo de aprendizaje para que mucha gente sea consciente de lo que las personas negras, en particular, experimentan a lo largo de sus vidas. Por cosas como estas, he puesto en marcha una comisión que mostrará todos esos desafíos que la gente negra sufre y posiblemente la gente blanca no", explica Hamilton.

"En mi caso, mantengo conversaciones incómodas con mi jefe, con Mercedes, con patrocinadores, debemos tenerlas y no hay que avergonzarse, sino ver qué podemos hacer entre todos para lograr una Fórmula 1 más diversa, como cualquier otro negocio. Llevará tiempo, no cambiará de un día para otro, pero todos somos iguales aunque nuestro color de piel sea diferente", reconoce el piloto de Mercedes.

Lewis Hamilton también admite que la Fórmula 1 es la segunda prioridad de su vida y asegura que no se ve en el Gran Circo con 41 años.

"No pienso que vaya a pilotar para siempre, aunque este haya sido el mayor viaje de mi vida. Hay muchas cosas que quiero seguir haciendo de una temporada, pero otras no. Me quedarían cinco años para eso, y no pienso que vaya a seguir corriendo entonces, aunque nunca digas nunca…", admite Hamilton.

Hamilton: "¿Mi 8º título? No cambiaría nada"

Además, Lewis Hamilton explica lo que supondría ganar su octavo título en la Fórmula 1, un hito que nadie ha logrado en toda la historia de este deporte.

"No cambiaría nada. Sé quién soy, de dónde vengo y de lo que soy capaz. No tengo ni idea de si lo voy a ganar, aunque trabajo para lograrlo, pero sin duda no va a cambiar nada importante de mi vida. Los números no son lo que más me preocupa. Me preocupa lo que soy. El año pasado había un tres por ciento de diversidad en este equipo, este año se acercará a un cinco por ciento y eso para mí es gigantesco, y me apasiona. Aunque claro que quiero ganar el Mundial, hay un enorme equipo que trabaja detrás de mí para eso", indica Hamilton.