Coltescu, el árbitro de la polémica del PSG - Basaksehir, rompe su silencio: "¡Cualquiera sabe que no soy racista!"

Publicidad

Champions League

Coltescu, el árbitro de la polémica del PSG - Basaksehir, rompe su silencio: "¡Cualquiera sabe que no soy racista!"

Primeras palabras del colegiado rumano Coltescu tras la polémica racista en el PSG-Basaksehir: "No leeré la prensa estos días".

La UEFA ha anunciado la designación de un inspector disciplinario para llevar a cabo la investigación abierta sobre el incidente racista ocurrido este martes durante el partido de la Champions League entre el PSG y el Basaksehir turco.

El incidente provocó la suspensión del encuentro, que se reanudará esta noche con un nuevo equipo arbitral. La UEFA no revela la identidad del inspector y anuncia que a su debido tiempo comunicará los resultados de la investigación.

El periódico rumano ProSport ha recogido la primera reacción de Coltescu tras el polémico episodio. Según el diario, el asistente habría hablado por teléfono con su familia para intentar justificarse: "Solo trato de ser bueno. No voy a leer ningún sitio de prensa estos días. ¡Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista! Al menos, eso espero", confesó.

La UEFA cambió árbitro y asistentes

Para la reanudación del partido, correspondiente a la sexta jornada de la Liga de Campeones, la UEFA resolvió cambiar el colegiado, los asistentes de banda y el cuarto colegiado.

Los jugadores de ambos equipos se plantaron y se retiraron después de que se produjera presuntamente un insulto racista del cuarto árbitro del choque, el rumano Sebastian Coltescu, al exinternacional camerunés Achille Pierre Webo, a quien señalaba por el color de su piel para que el colegiado principal, su compatriota Ovidiu Alin Hategan, le amonestara por sus sonoras protestas a una falta.

"Echa a ese negro"

Webo, exjugador del Nacional de Montevideo, Osasuna, Mallorca y Leganés, se quejó ostensiblemente del uso de la palabra 'negro', pero el colegiado no le hizo caso y le mostró la tarjeta roja.

El banquillo turco se indignó, y dirigidos por el franco-senegalés Demba Ba, se agudizaron las protestas pese a que Coltescu trataba de explicar que no era una expresión racista. Los jugadores del PSG también se implicaron y al final ambos equipos se retiraron del césped del Parque de los Príncipes.

El neerlandés Danny Makkelie ha sido el nuevo colegiado. En las bandas han estado su compatriota Mario Diks y el polaco Marcin Boniek, y el cuarto árbitro el también polaco Bartosz Frankowski, mientras que los encargados del VAR han sido los italianos Marco di Bello y Maurizio Mariani.

Neymar, 'on fire'

El París Saint-Germain acabará finalmente primero de su grupo de la liguilla de la Liga de Campeones, propulsado por un Neymar en estado de gracia, autor de un triplete contra el Basaksehir de Estambul (5-1), en un partido jugado en dos días por una interrupción provocada por un inédito insulto racista.

La actuación del brasileño, secundada por Kylian Mbappé que puso fin a una serie de 9 partidos sin marcar, emergió de un duelo que acabó este miércoles, pero que había comenzado el martes y que pasará a los anales como el del insulto racista del cuarto árbitro.

Publicidad