Un amistoso para ayudar a los niños enfermos entre el Bursaspor y el Fenerbahce dejó una imagen muy llamativa. Y es que una de las cámaras de televisión captó a un espectador fumando en la grada. En un primer momento parecía claro que se trataba de un niño, pero muy pronto arrancó una discusión en las redes sobre su edad.

 

Y es que algunos usuarios aseguran que el espectador tiene 36 años. La imagen, ya de por si impactante, llamó mucho más la atención al tratarse de un partido para ayudar a niños enfermos