La jugada resulta surrealista. Astou Ndour se despidió de la temporada de la WNBA perdiendo ante las Washington Mystics, además de siendo expulsada por una acción que nadie entiende. La pívot española protestaba una posible falta cuando uno de los árbitros se cruzó ligeramente en su camino.

Ante ello, el colegiado interpretó el contacto como una agresión y directamente la descalificó, viéndose obligada a acudir a los vestuarios atónita ante la decisión tomada.

Además, posteriormente la jugadora de las Chicago Sky, analizó la situación en las redes sociales: "Siempre he mostrado un gran respeto por los árbitros y mi carrera lo respalda. Todavía no entiendo muy bien lo sucedido y no estoy de acuerdo, pero respeto la decisión. Seguiré trabajando duro", indicó.

 

Horas después, la WNBA ha anunciado que quedan anuladas tanto la falta técnica como la posterior expulsión de Astou Ndour por contactar con uno de los árbitros durante el partido entre las Sky y las Washington Mystcs, que acabaron venciendo por 100 a 86.

La WNBA asegura, a través de un comunicado, que "después de una revisión, hemos determinado que la falta técnica contra Astou Ndour de Chicago no debería haberse evaluado. La falta técnica y la posterior expulsión han sido rescindidas".