Los Sanfermines 2019 han arrancado este mediodía en un ambiente festivo y musical con el lanzamiento del chupinazo por parte de Jesús Garisoain, subdirector de la banda municipal de música La Pamplonesa que, en su centenario, ha sido la elegida por los pamploneses para marcar el ritmo de la fiesta.

A mediodía Garisoain, acompañado por el presidente de la banda, José Andrés Palacios, se ha asomado al balcón principal de la Casa Consistorial, desde donde haprendido el cohete, decorado de color rojo y con las imágenes de San Fermín y el escudo de Pamplona. Al unísono han dado inicio a las fiestas al grito de: "Pamplonesas, pamploneses, viva San Fermín. Iruindarrak, gora San Fermín". En esos instantes se han vivido momentos de tensión y nerviosismo en el balcón reservado para los concejales de EH Bildu y Geroa Bai, cuando dos ediles han tratado de sacar una ikurriña, lo que les ha sido impedido por los policías municipales que estaban en la sala.

Mientras tanto una plaza abarrotada de personas, que desde horas antes se han ido congregando mostrando su disposición a meterse de lleno en la fiesta, han saludado con entusiasmo la presencia de los miembros de La Pamplonesa y han secundado los vivas al santo, tras lo que, como dicta la tradición, se han anudado al cuello los pañuelos rojos, de los que muchos no se desprenderán hasta el 14 de julio. Por razones de seguridad el Ayuntamiento había prohibido acceder a la plaza con envases de vidrio, palos y banderas o telas de gran tamaño, pese a lo que se ha podido ver una pancarta en contra de la dispersión de los presos y varias banderas, entre ellas una ikurriña de grandes dimensiones.

Las autoridades, encabezadas por el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, e invitados que han seguido desde los balcones y el interior de la Casa Consistorial el lanzamiento del chupinazo igualmente, y superada la tensión generda por el incidente se han sumado a la fiesta que ha comenzado con una temperatura cercana a los 30 grados. Tras ese momento, que la mayoría de los integrantes de La Pamplonesa han vivido en el zaguán de la Casa Consistorial, la banda ha interpretado su tradicional primera pieza, la "Biribilketa" de Gainza. A partir de ahora regresa a la calle, su escenario natural en Sanfermines.