La explanada vanguardista de la estación de tren de Valencia ha cobrado vida con tango y funky en la tarde de este sábado. Incombustibles tras más de dos horas y media al ritmo de la música, los participantes han interpretado todo tipo de ritmos y fusiones.

Así, los amantes del baile latino han disfrutado de la pista improvisada, donde incluso se ha invitado a bailar al público asistente al espectáculo.

Por su parte, los bailarines de 5 a 75 años han dado lo mejor demostrando carácter, buena forma y mucha pasión.