Cambio climático

Una pandemia letal para la humanidad, entre las posibles catastróficas consecuencias cercanas del cambio climático

Investigadores de la Universidad de Cambridge alertan de que "hay muchas pruebas de que el cambio climático podría llegar a ser catastrófico". Estos son los peores escenarios que se prevén.

Cambio climático y calentamiento global, de consecuencias catastróficas

Cambio climático y calentamiento global, de consecuencias catastróficas Pixabay

Publicidad

El cambio climático es una realidad y sus evidencias científicas cada vez son menos refutables, por lo que cada vez más investigaciones se centran en este asunto con el objetivo final de conseguir pararlo antes de que el proceso de calentamiento global sea irreversible. Los políticos dicen también estar comprometidos con este propósito, motivo por lo que en estos días se está celebrando la Cumbre del Clima 2022 (COP27) en Sharm el-Sheikh, en Egipto, encuentro del que se espera que salgan unos acuerdos más firmes para los próximos años.

Los peores escenarios por el cambio climático

En la investigación 'El fin del clima: Explorando los escenarios del cambio climático catastrófico', del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de la Universidad de Cambridge, se analizan las posibilidades sobre el futuro climático de la Tierra "teniendo en cuenta los peores escenarios", según el artículo científico publicado en PNAS en agosto de este año.

Según el texto, "hay muchas razones para sospechar que el cambio climático podría provocar una catástrofe mundial", por lo que su objetivo es analizar los mecanismos de estas consecuencias extremas para ayudar a impulsar la acción, mejorar la capacidad de recuperación y fundamentar las políticas, incluidas las respuestas de emergencia.

En este sentido, el estudio indica que el aumento de la temperatura conlleva resultados extremos de baja probabilidad y alto impacto. "Hay demasiado en juego como para abstenerse de examinar los escenarios de alto impacto y baja probabilidad" señala.

Razones para preocuparse

Hay razones fundamentales para preocuparse por el potencial de una catástrofe climática global. Utilizando el escenario medio-alto de emisiones y crecimiento de la población, para 2070 se espera que alrededor de 2.000 millones de personas vivan en zonas extremadamente cálidas. Sin embargo, en la actualidad, solo 30 millones de personas viven en lugares cálidos, principalmente en el desierto del Sahara y en la costa del Golfo.

Advertencias de la historia

El cambio climático (ya sea regional o global) ha desempeñado un papel en el colapso o la transformación de numerosas sociedades anteriores y en cada uno de los cinco eventos de extinción masiva en la historia de la Tierra del Fanerozoico. El actual pulso de carbono se está produciendo a una velocidad geológica sin precedentes y, para finales de siglo, puede superar los umbrales que desencadenaron anteriores extinciones masivas. Los peores escenarios del informe del IPCC proyectan para el siglo XXII temperaturas que prevalecieron por última vez en el Eoceno temprano, invirtiendo 50 millones de años de climas más fríos en el espacio de dos siglos.

Podría desencadenar otros riesgos catastróficos

En segundo lugar, el cambio climático podría desencadenar directamente otros riesgos catastróficos, como los conflictos internacionales, o exacerbar la propagación de enfermedades infecciosas y el riesgo de contagio. Estos podrían ser potentes multiplicadores de amenazas extremas, por ejemplo con una pandemia mundial letal, peor que la de COVID-19.

Podría exacerbar vulnerabilidades

Por último, el cambio climático podría exacerbar las vulnerabilidades y causar múltiples tensiones indirectas (como daños económicos, pérdida de tierras e inseguridad hídrica y alimentaria) que se unen en fallos sincrónicos en todo el sistema. Las crisis mundiales tienden a producirse a través de estos "fallos sincrónicos" que se refuerzan y se extienden por los países y los sistemas, como ocurrió con la crisis financiera mundial de 2007-2008. Es plausible que un cambio repentino en el clima pueda desencadenar fallos en los sistemas de sociedades en todo el mundo. Además, los estados y comunidades más vulnerables seguirán siendo los más afectados en un mundo que se calienta, exacerbando las desigualdades.

Publicidad