Los canadienses esperan que más telescopios ayuden a toparse con estas señales de radio

Publicidad

Coronavirus

Hallan la primera señal de radio dentro de la Vía Láctea

Un grupo de astrónomos han detectado la primera ráfaga de radio dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Un grupo de científicos ha detectado una emisión de radio dentro de nuestra galaxia, de la Vía Láctea. Según los expertos es el primer FRB de nuestra galaxia, y según informa la revista Science Alert creen que proviene de un cadáver estelar llamado SGR 1935+2154.

De momento los estudios son preliminares pero muchos creen que el hallazgo podría ayudar a averiguar el origen y misterio de estas señales de radio procedentes de dentro y fuera de nuestra galaxia.

El 28 de abril fue cuando vieron durante unos milisegundos una explosión de ondas de radio brillantes, que cree que se trata de un magnetar, que se trata de una estrella de neutrones formada después de que una estrella se convierta en supernova. La web 'The Astronomers Telegram' fue la que detectó dicho hallazgo de una señal sin precedentes.

Otro grupo de científicos detecto una gran señal entre las que se encontraba el de STARE2, que se trata de un instrumento creado en el Caltech para detectar dichas señales de radio. Una herramienta que tiene tres antes de radio distribuidas a cien kilómetros de distancia entre ellas. Y que pueden obviar señales producidas por humanos, permitiendo una triangularidad para saber su ubicación.

Rayos X

Además durante la emisión de radio también se detectó unos rayos X, algo que suele ser habitual en los magnetares incluso en las ondas de radio. Algo que podría permitir comprobar un indicativo oculto más allás de lo que ya conocer los científicos. De momento, la investigación sigue en marcha para poder ver si se trata del mismo fenómeno.

Detectan una señal de radio repetitiva de otra galaxia cada 16 días

En febrero un grupo de científicos avisaron de que una vez cada 16 días se envía una ráfaga de radio desde otra galaxia. Un ciclo constante y lo que tiene en vilo a astrónomos de todo el mundo.

Publicidad