Publicidad

La situación higiénica en el interior del estanque también es lamentable

La situación de abandono llega al extremo de que los perros comen animales muertos, como estas dos crías de podenco que intentan alimentarse con los restos de un  gato. Pero no es el único cadáver que encontramos en esta granja furtiva. Las moscas cubren la cabeza de un perro. Hay canes que malviven en el exterior de estas instalaciones construidas con chapas de lata. La situación de los que están dentro de las jaulas no es mejor. Pasan tanta hambre que no dudan en nutrirse con basuras y con sus propios excrementos.

Todo el entorno está plagado de basuras, fue lo que llamó la atención de unos jóvenes que no dudaron en denunciar los hechos.

Ante este escenario, no dudaron en acudir a la guardia civil.

Pero no sólo hay decenas de perros en este enclave del municipio grancanario de Agüímes. En el interior del estanque hay cerdos que cohabitan con gallinas, conejos y hasta un pavo.

La situación higiénica en el interior del estanque también es lamentable

La situación de abandono llega al extremo de que los perros comen animales muertos, como estas dos crías de podenco que intentan alimentarse con los restos de un  gato. Pero no es el único cadáver que encontramos en esta granja furtiva. Las moscas cubren la cabeza de un perro. Hay canes que malviven en el exterior de estas instalaciones construidas con chapas de lata. La situación de los que están dentro de las jaulas no es mejor. Pasan tanta hambre que no dudan en nutrirse con basuras y con sus propios excrementos.

Todo el entorno está plagado de basuras, fue lo que llamó la atención de unos jóvenes que no dudaron en denunciar los hechos.

Ante este escenario, no dudaron en acudir a la guardia civil.

Pero no sólo hay decenas de perros en este enclave del municipio grancanario de Agüímes. En el interior del estanque hay cerdos que cohabitan con gallinas, conejos y hasta un pavo.

Publicidad