Por suerte no hay que lamentar heridos

Totalmente destrozado quedó este coche al caer este mediodía por esta ladera de la capital grancanaria. Afortunadamente no hay víctimas porque su conductor lo había dejado estacionado en la parte alta, pero el freno de mano no lo activó bien. El turismo acabó en la carretera, tras dar varias vueltas de campana. En ese momento no pasaban vehículos y no hay personas implicadas. La Policía Local se encargó de instruir las diligencias y los bomberos se encargaron de la operativa para asegurar y retirar el vehículo.