Publicidad

EL RUBIO CONFESÓ EL ASESINATO DE YEREMI

Ojeda relató el crimen a un preso que se lo ha contado al juez

Culpa de la muerte del niño a El Tati,un conocido de la zona

Los investigadores no creen lo que dice "El Rubio"

El niño está muerto y su cuerpo después de ser quemado, lo tiramos en un vertedero. Es lo que le contó Antonio Ojeda, principal sospechoso de la desaparición de Yeremi Vargas, a un preso con el que hizo amistad y este se lo ha contado al juez del caso. Eso sí, El Rubio echa la culpa en todo momento de la muerte del niño a El Tani, otro conocido de la zona, que los investigadores descartan y creen que Ojeda miente. Antena 3 ha podido confirmar que el vertedero sería el de Juan Grande.

Antonio Ojeda entabló amistad en la cárcel de Algeciras con un preso al que hizo varias revelaciones importantes para esclarecer la desaparición del menor. En un primer momento le contó la mismo historia que relató días antes de entrar en prisión en el Programa de Antena 3 Espejo Público en el que aseguró que la responsable de la desaparición del niño fue una mujer.

Pero a medida que fueron entablando amistad la historia cambió y le aseguró que el responsable del rapto de Yeremi, había sido el Tani, otro vecino de Vencindario. Según publica hoy el periodista Nacho Abad y ha podido confirmar Antena 3, la declaración exacta del El Rubio fue:.

"No fui yo, el culpable es "El Tani", el chiquillo no sufrió, llegó muerto. Le puso algún tipo de sustancia en la bebida para dormirle, pero se pasó y se murió.

Ojeda llegó a reconocer que él mismo vio al menor muerto y que ayudó al Tani a deshacerse del cuerpo.

"Yo vi al pequeño sin vida ya dentro del coche de El Tani. En un barranco escondido preparó una hoguera con palos y un colchón y le prendió fuego. Luego recogió los restos los metió en una bolsa con la cremallera rota que yo mismo entregué. Fuimos al vertedero por la parte de atrás y allí arrojó la bolsa.".

Ojeda también culpa a El Tani del secuestro de otro menor en Gran canaria por el que va a ser juzgado el próximo mes de noviembre, al que se llevó a esta zona de casetas, de donde el niño pudo escapar. Según ha podido saber Antena 3, los investigadores están convencidos de que el responsable de ambos raptos fue el propio Ojeda, porque el hombre conocido como El Tani, no estuvo físicamente en esos lugares en los que los sitúa. El Rubio también le contó al preso cómo deshacerse de un cadáver en Gran Canaria y que no te descubran.

"Eso es fácil. El sitio ideal para deshacerte de un cadáver es un vertedero que tenemos en Vecindario, está cerquita de mi casa. He ido muchas veces andando por la parte de atrás y me he colado. Nadie lo vigila. Me he llevado mucha chatarra sin que nadie se diera cuenta y yo mismo he arrojado allí el cuerpo de algún animal muerto. ".

Ante la negativa de Ojeda, el juez del caso ha dictado un auto por el que tendrá que someterse de forma obligatoria a la prueba de ADN.

Publicidad