Meghan Markle ha viajado hasta Nueva York para celebrar allí su baby shower junto un grupo de 15 amigos entre los que se encontraban Serena Williams, Misha Nonoo, Jessica Mulroney y Markus Anderson, entre otros.

Un viaje que la Duquesa de Sussex ha aprovechado para reencontrarse y almorzar con una vieja amiga, su compañera de 'Suits', Abigail Spencer.

Un encuentro que no salió como esperaban, y es que tras pasar varios minutos en el bar Flora que se encuentra en el interior del museo Met Breuer, Meghan y Abigail tuvieron que abandonar el local ya que se generó cierto revuelo y ambas querían más privacidad por lo que tan solo 15 minutos después decidieron irse al Hotel Surrey donde disfrutaron de un ambiente mucho más íntimo.