Llevamos tiempo esperando ver juntas a la reina Letizia y la duquesa de Cambridge y por fin, se ha producido. Este miércoles coincidieron en el palacio de Buckingham, donde la reina Isabel II ha ofrecido a los Reyes de España una cena de gala en su honor.

Los miembros de la familia real de Inglaterra se reunieron momentos antes de la cena. Después pasaron al gran comedor donde se celebraría la cena, un encuentro privado y donde la reina y la duquesa han tenido su especial reencuentro.

Doña Letizia ha apostado por el rojo, un color muy utilizado por la Reina. Un vestido de Felipe Varela en tul y seda bordado en hilo y cristal amapola, rubí y rosa con escote barco y una larga cola. Como complementos la hemos visto luciendo una cartera de mano que ya había usado en otras ocasiones a tono, de Magrit.

En cuanto a las joyas, la Reina no ha pasado desapercibida. Doña Letizia ha aprovechado la ocasión para coronar su cabeza con la tiara de la flor de lis, la más importante del joyero de los Borbón y símbolo de la monarquía borbónica. Además de una de las 'pulseras gemelas' y unos pendientes de diamantes.

Por otro lado, la duquesa de Cambridge ha preferido el rosa. Un vestido de la firma Marchesa en color rosa empolvado y escote en V. Tanto el vestido como sus joyas que sí han llamado la atención de todos los presentes. Kate llevaba por primera vez un impresionante collar de diamantes y rubíes que pertenecía a la reina Isabel II.

En esta ocasión, a la cena ha acudido gran parte de la Familia Real y no cinco o seis miembros como estábamos acostumbrados a ver. También acudieron a la cita invitados españoles como Ana Patricia Botín y Esther Alcocer Koplowitz.

Kate en la cena de gala en el palacio de Buckingham | Medios