Felipe y Letizia se dieron el 'sí quiero' un 22 de mayo de 2004, y durante sus quince años de matrimonio, la relación de los reyes de España ha estado lleno de subidas y bajadas.

Aunque ahora pasan por su mejor momento, algo que se hace muy notable con las constantes e inesperadas muestras de cariño que comparten en público, los monarcas hicieron frente a varias crisis que incluso llevaron a especular sobre la posibilidad de divorcio.

Sin duda, el peor distanciamiento de la pareja tuvo lugar durante el verano de 2013, cuando casi ni se dejaban ver juntos en público e incluso pasaron un tiempo separados. El Rey permaneció ese verano en Palma de Mallorca, mientras que de la Reina no se sabía nada.

También fue muy sonado el controvertido episodio de la misa de Pascua del año pasado, cuando la reina Letizia y Doña Sofía, protagonizaron un encontronazo público que las puso en boca de todo el mundo. El enfado del rey Felipe se hizo más que patente, aunque han sabido muy bien como solventar el problema con el nuevo posado de este año.

Por otro lado, la mala relación de Letizia con sus cuñados, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, y el posterior escándalo del caso Nóos, también han sido responsables de más de una discusión entre los monarcas.