Ricky Martin está en uno de los mejores momentos de su vida y ha estado en El Hormiguero para presentar su nuevo single, ‘Fiebre’, cuyo videoclip tiene casi treinta millones de reproducciones en Youtube.

El puerorriqueño estuvo simpatiquísimo durante todo el programa y tan relajado ante las preguntas de Pablo Motos, que terminó confesando un detallito de su boda en el que no había sido del todo sincero.

Y es que cuando el presentador le felicitó por su boda en enero, él reveló la verdad: “A ver, en realidad fue un poco antes, no en enero. Pero queríamos tener algo para nosotros y por eso decidimos no decir la fecha exacta”, dijo con su inconfundible sonrisa.

Ricky también habló del compromiso que ha tenido con su país tras el huracán que arrasó su isla. Además tiene claro que al ser un rostro conocido, tiene un papel fundamental en la sociedad y en la defensa del colectivo LGTB:El amor es el amor. Yo tengo una familia moderna y estoy orgulloso de ello. Esta es mi realidad y quiero que todo el mundo la vea para que sepan que no es nada malo ni raro”.