Miley Cyrus está en el punto de mira desde que anunció su separación con Liam Hemsworth y fue pillada besándose con Kaitlynn Carter. La joven influencer está siendo un gran apoyo para la cantante y así superar su ruptura con su exmarido, un divorcio que Liam no está llevando tan bien y el actor ha decidido tomar algunas medidas para pasar página y comenzar a rehacer su vida.

Aunque parece que Miley ya ha cerrado el libro entero, desde que las dos regresaron de su viaje a Italia no se han separado y parece que lo suyo va en serio. Tal y como recoge el portal Page Six, la actriz y la cantante fueron vistas junto a la madre de Miley para ir a comer, pero lo que más ha sorprendido ha sido los testimonios de quienes vieron a la pareja "teniendo básicamente sexo" en un club de Hollywood.

"Estaban obsesionadas la una con la otra. No podían quitarse las manos de encima", comentó la fuente al citado medio: "Se estaban besando y acariciando por todas partes, en el baño, en el bar, en medio de la pista. Estaban prácticamente teniendo sexo. No hay duda de que están juntas", ha explicado.

Parece que la relación entre Miley y Kaitlynn va a más, y cada vez dudan menos en demostrar su cariño en público: "Lo estaban haciendo por todas partes, sin importar quién les viera". Unas declaraciones que confirman que las jóvenes se encuentran viviendo su relación sin pensar en el qué dirán.

Recientemente se revelaban los posibles motivos del divorcio de la famosa pareja.

Seguro que te interesa...

Miley Cyrus y Liam Hemsworth se separan casi un año después de casarse