Katy Perry ha puesto patas arribas las redes sociales al publicar en su cuenta de Instagram un vídeo en el que aparece haciéndose un piercing en la nariz.  La cantante debe de ser una chica muy valiente ya que apenas reacciona al dolor de la aguja.

Katy acompaña el vídeo con unas palabras pidiéndole perdón a su madre a la que no hace mucho caso con esto de agujerearse el cuerpo: “La última vez que hice esto lo hice por mi cuenta con imperdible y un cubito de hielo. Pensé que era mejor dejárselo a los profesionales. Lo siento, mamá (de nuevo)”.

El vídeo ya está dando mucho que hablar entre los seguidores de la cantante que están ansiosos por ver el resultado. ¿Subirá pronto una foto con su nuevo piercing?