Chayanne lleva toda la vida entrenando y a sus 50 años se nota que se mantiene en forma. Tantas horas sobre el escenario bailando y cantando le han llevado a realizar a lo largo de los años fuertes entrenamientos que a día de hoy todavía le hacen lucir una buena figura.

No hay más que ver la fotografía que su hijo Lorenzo, de 21 años, ha publicado en las redes sociales, donde ambos aparecen marcando abdominales y donde queda claro que el primogénito del cantante ha heredado sus genes.

Eso sí, Lorenzo tiene claro que todavía le queda un largo camino por recorrer: ?Ni siquiera estoy cerca de su nivel?, escribe el joven. Y es que hay que reconocer que Chayanne se conserva muy pero que bien y que no tiene nada que envidiarle a su hijo.