Parece que Jennifer Lawrence ha vuelto a recuperar la ilusión en el amor. Tras romper el pasado noviembre con el director de cine Darren Aronofsky, la actriz de 'Los Juegos del Hambre' podría haberse vuelto a enamorar de un famoso galerista de arte en Nueva York: Cooke Maroney.

Según publica el portal Page Six en exclusiva, la intérprete y Cooke se conocieron gracias a una amiga que tienen en común, Laura Simpson, y por lo que parece desde ese momento la parejita se ha vuelto inseparable.

Aunque llevan varias semanas conociéndose, Lawrence y Cooke prefieren llevar su relación de forma discreta: "Han sido muy cuidadosos para que no les vean juntos", revela una fuente al citado portal.