La exmujer de Jeremy Meeks, Melissa Meeks, no ha logrado superar aún el divorcio que le pidió hace varias semanas su marido después de que saliesen a la luz unas fotografías besándose con Chloe Green.

La mujer del sexy exconvicto se ha mostrado totalmente destrozada en una entrevista con The Morning en donde ha hablado sin tapujos sobre su matrimonio: "Es muy difícil para mí cuando pienso sobre lo que sucedió porque desearía tener todavía a mi esposo en casa", ha comentado Melissa entre lágrimas.

Además, también ha dicho que fue tremendamente horrible cuando vio las imágenes de Jeremy besándose con la heredera de Topshop porque no tenía ninguna pista de que su marido la estuviese engañando.

A pesar de estar sufriendo mucho con la separación, Melissa ha afirmado que sigue amando profundamente a Jeremy y que su exmarido continúa viendo a sus hijos.