Pablo Motos suele compartir en Instagram las rutinas que suele seguir en su día a día: desde sus posturas de yoga a lo que suele cenar antes de que comience El Hormiguero.

Ahora ha compartido un vídeo en el que se somete a una sesión de crioterapia, una técnica en la que el presentador se introduce en una cámara de frío a menos ochenta y siete grados: “Tenemos que estar aquí cuatro minutos, ¡a disfrutar”, comenta Motos en el vídeo.

Se trata de una terapia que suele usarse en el mundo del deporte para regenerar las células. Unas imágenes que, sin duda alguna, no han dejado indiferentes a sus seguidores que han escrito miles de comentarios del momentazo.