Sara Carbonero ha vuelto al trabajo tras el difícil momento vivido después del infarto que sufrió Iker Casillas. La periodista ha viajada hasta Ibiza para presenciar el desfile de la firma de baño Calzedonia, de la que ella es imagen.

Sara estaba guapísima con un total look en blanco: traje de Elisabetta Franchi y top de Calzedonia. Los medios enseguida se le echaron encima para peguntarle por la salud de Iker, que ya se encuentra en casa, y del que Carbonero ha dicho que es un ?buen paciente?: ?No se queja demasiado; por ahora no está dando nada de guerra. Está bien, tranquilo, relajado, en casa, recibiendo muchas visitas?.

Sara asegura que todo esto les ha servido ?para relativizar y no enfadarse por tonterías?. Y recalcaba que esto no significa que vayan a trabajar o viajar menos porque ?lo peor que podemos hacer en la vida es coger miedo. Es ser consciente de que un día estás aquí y otro día no?.

Sus hijos además están siendo muy importantes en la recuperación: ?Son una inyección de alegría en estos momentos?, asegura, y añade: ?Son un chute de energía?. Puedes ver sus declaraciones en el vídeo de arriba.

Carbonero estuvo junto a Ariadne Artiles, Pepe Barroso, Yon González y Paula Echevarría, de hecho con la actriz estuvo compartiendo confidencias a su llegada a la isla pitiusa.