Kiko Matamoros no está atravesado uno de sus mejores momentos, y es que el colaborador televisivo acaba de pasar por quirófano para operarse de unos tumores en la vesícula y permanece a la espera de los resultados.

Mientras tanto, en el hospital ha contado con la constante presencia y apoyo de su chica, Marta López, y la de su hija Anita, fruto de su relación con Makoke. Además, y a pesar de sus desencuentros, su hijo Diego también quiso estar a su lado, lo que fue toda una sorpresa y generó una gran polémica. Bien sabido es los desencuentros que Marta y Diego vivieron al inicio de la relación de la modelo con Kiko, pero se ve que el estado de salud del colaborador televisivo les ha llevado a reconciliarse.

"Yo no tengo nada en contra de las personas que buscan amor en una persona más mayor o más joven", afirmaba Diego tajante tras salir a la luz la relación de su padre, y añadía: "Pero en este caso no es ese el tema, a ella se le ve de lejos que lo que está buscando es un apellido, Matamoros, sea cual sea".

Pero tras encontrarse en el hospital, la modelo aseguraba: "Yo esperaba que viniera Diego porque al final, a pesar de todas las peleas, es su padre y creo que en los momentos difíciles hay que estar a su lado. Al final, son sus hijos y está encantado de que estén apoyándole y yo encantada también".

Seguro que te interesa...

Las dos mujeres que han acompañado a Kiko Matamoros durante su ingreso en el hospital