Marc Bartra, Melissa Jiménez y su hija Gala, pusieron rumbo a Alemania el pasado domingo 17 de julio. La pareja y su hija han comenzado una nueva vida en Dortmund, tras el fichaje del jugador de fútbol por el Borussia. Nada más llegar, Marc tuvo que abandonar su núcleo familiar para irse a una gira por China con su nuevo equipo de fútbol.

El jugador ya ha regresado a casa, donde le estaban esperando su pareja y su hija con los brazos abiertos. La periodista ha aprovechado el reencuentro para inmortalizarlo con una entrañable instantánea que ha compartido en su Instagram, en la que sale la familia al completo muy alegre y a la que ha titulado: "Feliz de ver a su papá".

La pareja aprovechó que el futbolista tenía un día libre para visitar la localidad de Düsseldorf, situada a 70,8 kilómetros de Dortmund. "Un día agradable en Düsseldorf", apuntaba en sus redes sociales el futbolista, junto a una foto de él con Mel, quien pone morritos a su chico.

Durante los días que estuvieron separados, ella aprovechó para revisar todos los detalles de la mudanza. Aunque se siente muy feliz por iniciar esta nueva etapa, la periodista dice que no se olvida de España y de la televisión, con quienes quiere seguir vinculada. Él debutó en el nuevo equipo en un amistoso que tuvo lugar en Shanghái ante el Manchester United de Jose Mourinho.

Aunque todavía no han mencionado ningún plan de boda, nosotros estamos deseando verles pasar por el altar. ¿Os imagináis lo guapos que podrían estar?