Carles Puyol y Vanesa Lorenzo se encuentran disfrutando de unas vacaciones en las playas de Ibiza. Unas vacaciones donde han querido relajarse, tomar el sol y bañarse en las playas ibicencas. Pero el futbolista no ha querido dejar a un lado el deporte y en estas vacaciones se ha decantado por el pádel, un deporte que le ha jugado una mala pasada.

Y es que Puyol se deja la piel cuando juega en el campo. El que fue capitán del Barça sufrió un pequeño accidente mientras practicaba pádel, tal y como ha mostrado en dos fotografías en su cuenta de Instagram. Unas imágenes que han dejado impactado a sus seguidores al ver que el futbolista aparece con todo el brazo y la pierna ensangrentados, pero lo más sorprendente es la segunda foto, toda una cristalera del campo hecha añicos.

"¿Algún día aprenderé a dosificar?", escribía entre risas Carles, donde su mujer le ha respondido el el post: "Espero que pronto". Y es que la fuerza del futbolista es tal que es capaz de romper una mampara de cristal. Un suceso que Puyol se ha tomado con humor y al final ha terminado por ser una divertida anécdota que contar en sus vacaciones.

Sus amigos no han perdido oportunidad para comentarle entre muchas risas: "Joder hermano lo sabia que algún día iba a pasar esto, jajaja. Que bestia" o "¿¡Pero tu me estás vacilando!? ¡Como eres tan bestia! Madre mía, jajaja ¡Espero que estés bien! ¡Que animal!".