PADECE DISTROFÍA SIMPÁTICO REFLEJA

PADECE DISTROFÍA SIMPÁTICO REFLEJA

La solución para la enfermedad de Lucía pasa por una cámara hiperbárica

A sus 11 años ni Lucía ni su madre sabían lo que era la distrofia simpático refleja, una enfermedad rara que produce enormes dolores y que los doctores no saben cómo atajar. Necesitan la ayuda de todos para encontrar una solución.

Hace un año, como un día normal en el colegio, Lucía jugaba al baloncesto con sus compañeros. Se cayó y, lo que en un principio empezó como unos dolores en la pierna, han ido a más. Tras prergrinar de médico en médico y probar con numerosos especialistas, a Lucía la diagnostican una distrofia simpático refleja, una enfermedad rara a la que los médicos no saben ponerle remedio.

Lucía no puede andar, ni puede vestirse y cualquier movimiento o roce le produce unos terribles dolores. Todos los días tiene que tomar entre 12 y 15 pastillas, con o que ello supone para su cuerpo.

Merche, su madre, reconoce que han probado todo tipo de tratamientos y no ha funcionado ninguno. "Lo único que sabemos que la puede ayudar es una cámara hiperbárica. Al menos eso es lo que ha funcionado con una chica inglesa que tiene el mismo problema que Lucía", asegura a Espejo Público. "Con la cámara hiperbárica, al respirar oxígeno puro las células se regeneran y evitan el dolor", dice Meche. 100.000 euros cuesta una cámara hiperbárica por lo que intentan por todos los medios recaudar todo el dinero posible.

"Me mandan los deberes a casa para poderlos hacer aquí, pero no he podido hacer ningún exámen todavía", se lamenta Lucía. Han creado una página en Facebook para dar su caso a conocer: Una sonrisa para Lucía

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.