ACOSO EN LA RED

ACOSO EN LA RED

Hablamos con víctimas amenazas por Internet

Les hablamos de un peligro que acecha cada vez más a niños y adolescentes. Acoso por la red. Delincuentes que se meten en las casas de los más jóvenes a través de internet hasta convertir su vida en un auténtico infierno. Hablamos con algunos afectados.

Un 13% de los menores de nuestro país han sufrido alguna vez acoso en Internet. Es lo que se conoce como cyberbullying. Cuando los insultos, vejaciones y humillaciones entre adolescentes traspasa las aulas y llega a la red, se vuelve público y constante.

Móviles con internet, tabletas, portátiles, los menores como el resto de la población cada vez lo tienen más fácil para acceder a la red. Pero muchos no son conscientes de las medidas más básicas de seguridad en Internet.

Hoy en Espejo Público, dos víctimas de ciberacoso se atreven a dar la cara para contar por el infierno que han pasado.

Charo y Tania han sido víctimas de ciberbulling cuando solo tenían 12  y 15 años de edad.  Ninguna de las dos ha sabido quien o quienes las acosaban, pero no han podido olvidar el sufrimiento que les produjo.

Charo solo tenía 12 años y acababa  de llegar al Puerto de Santa María Se incorporó al nuevo colegio y todo parecía transcurrir con normalidad hasta que un buen día en su correo electrónico empezaron  a aparecer correos anónimos de alguien que le insultaba, y amenazaba insistentemente.

Inmediatamente el acoso llegó a su messenger . Empezaron a enviarle chats con grupos de gente metiéndose en ella.  Amenazas, insultos. Al principio no le dio ninguna importancia hasta que llegó un momento que le dicen que saben donde viven, donde trabajan sus padres, que la tienen vigilada....

Inicialmente no quería decir nada a sus padres, pero no pudo soportarlo y habló con su madre quien  imprimió todos los correos y los llevó a la policía.

La madre además respondió a alguno de los mensajes informándoles que los había puesto en conocimiento de la Policía. Poco a poco dejaron de recibirse, pero nunca supo quién o quienes los enviaron.

El acoso a Tania fue primero físico. Los chicos de su clase se metían con ella porque supuestamente les desagradaba su físico. La niña tenía 15 años y sentía que la odiaban, aunque no entendía el motivo.

En poco tiempo el acoso le llegó también por las redes sociales. En su Tuenti empezaron a aparecer, insultos, amenazabas, invitaciones a que desapareciera. Tania estaba atemorizada, no se atrevía a decírselo a nadie y callaba. Confiaba en que los que hacían eso se cansaran y terminaran dejándola en paz. No podía ni estudiar y empezó a suspender.

En casa tampoco se atrevía a decir nada. De hecho sus padres se enteraron muchos años después. Dice Tanía que ha sido una tortura que a dia de hoy le cuesta superar

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.