REVELACIÓN DEL DAILY TELEGRAPH

REVELACIÓN DEL DAILY TELEGRAPH

El yihadista muerto en un ataque británico en Siria planeaba asesinar a la reina Isabel II

Uno de los dos yihadistas británicos fallecidos el pasado agosto en un ataque de las fuerzas del Reino Unido en Siria planeaba supuestamente un complot para asesinar a la reina Isabel II. El primer ministro británico, David Cameron, informó de que su Gobierno autorizó un ataque con aviones no tripulados en territorio sirio en el que perdieron la vida dos miembros del EI.

Isabel II es la reina más longeva del mundo
Isabel II, reina de Inglaterra. | Getty

El primer ministro británico, David Cameron, informó en el Parlamento de que su Gobierno autorizó un ataque con aviones no tripulados en territorio sirio en el que perdieron la vida dos miembros británicos del grupo terrorista Estado Islámico (EI). Uno de ellos planeaba asesinar a la reina Isabel II, tal y como ha revelado el diario The Daily Telegraph.

El anuncio de Cameron provocó una gran conmoción entre la clase política del Reino Unido porque el Parlamento sólo ha autorizado bombardeos aéreos contra el EI en Irak, pero no en suelo sirio. Cameron argumentó que se trató de un ataque en defensa propia, por lo que no requería el permiso de la Cámara de los Comunes. El ataque con aviones no tripulados de la Real Fuerza Aérea británica (RAF) se llevó a cabo el pasado agosto, después de que los servicios secretos descubriesen un aparente intento de perpetrar un atentado terrorista en el Reino Unido.

El objetivo principal de los drones de la RAF era Reyaad Khan, un joven nacido en Cardiff (Gales) de 21 años que apareció hace un año en un vídeo del EI en el que pedía a otros jóvenes occidentales que se unieran al grupo armado. En el ataque, ejecutado el 21 de agosto contra un vehículo que viajaba en el área de Al Raqa, en Siria, murió otro yihadista británico, identificado como Ruhul Amin, de 26 años, nacido en la localidad escocesa de Aberdeen. Según el diario, Khan estaba detrás de un presunto complot para atacar una celebración sobre el final de la II Guerra Mundial que tuvo lugar en agosto en Londres y a la que asistió la reina.

Cameron aprobó ese ataque "hace meses" durante una reunión del Consejo Nacional de Seguridad (NSC, siglas en inglés), pero la autorización final fue dada el mes pasado mientras el primer ministro visitaba Norfolk (este de Inglaterra), según el rotativo. Tras su autorización, el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, dio la orden para llevar a cabo el ataque durante una reunión del NSC en nombre del primer ministro, añade el diario.

Los servicios secretos británicos utilizaron equipos electrónicos para localizar a Khan y llevar a cabo el ataque, agrega. Cameron explicó ayer que la acción fue "completamente legal", a pesar de que el Parlamento negó en agosto de 2013 el permiso al Ejecutivo para lanzar una operación militar en Siria. "El fiscal general fue consultado y estaba claro que había una clara base legal para esta acción bajo la legislación internacional", sostuvo el líder conservador.

El jefe del Gobierno aseguró que el ataque era el "único modo posible" de evitar los atentados que planeaba presuntamente Khan y recalcó que la amenaza contra el Reino Unido por parte del terrorismo islamista es "más aguda" que nunca. Cameron reveló además que la policía y la fuerzas de seguridad británicas han frustrado en los últimos doce meses seis intentos de atacar al Reino Unido. La organización humanitaria Reprieve, por su parte, afirmó que "lo que estamos viendo es al Gobierno británico imitando el modelo fallido de Estados Unidos de lanzar ataques aéreos secretos". El Gobierno analiza actualmente la posibilidad de extender los ataques aéreos a Siria, aunque el primer ministro ha recalcado que solicitará permiso al Parlamento si hay consenso político.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.