DENTRO DE UNA CAMPAÑA DE RECOGIDA DE ARMAS

DENTRO DE UNA CAMPAÑA DE RECOGIDA DE ARMAS

Un octogenario provoca la evacuación de una comisaría al entregar una bomba de la II Guerra Mundial

El hombre, cuya identidad no ha sido facilitada, declaró que la bomba, que perteneció a su padre, reposó durante años en la repisa de su chimenea como pieza de decoración que evocaba décadas pasadas.

Un octogenario provocó la evacuación de una comisaría de Londres al entregar una bomba de mortero de la II Guerra Mundial durante una campaña de recogida de armas lanzada por las fuerzas del orden de la ciudad.

La zona fue acordonada y la comisaría de Sutton, al suroeste de Londres, evacuada parcialmente para evitar posibles riesgos, a la espera de la revisión del artefacto por parte de los especialistas en explosivos, según informó la cadena BBC. La normalidad regresó al lugar una hora después cuando los artificieros catalogaron el artefacto como "seguro".

El hombre, cuya identidad no ha sido facilitada, declaró que la bomba, que perteneció a su padre, reposó durante años en la repisa de su chimenea como pieza de decoración que evocaba décadas pasadas. La bomba de mortero, original de los pasados años 40, según la descripción de los expertos, mantuvo su aspecto original por la limpieza regular a la que la sometió el hombre.

Los expertos también explicaron que el artefacto carecía de detonador por lo que en el pasado pudo usarse para "el entrenamiento" de los soldados. El inspector jefe de la Policía, Andy Brittain, afirmó a la BBC que creyeron apropiado llamar a los expertos para confirmar que el aparato no era peligroso y, a la espera de la valoración sobre su seguridad, tomaron "las medidas necesarias para proteger a los trabajadores y civiles que se encontraban en el edificio".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.