MIENTRAS CONTINÚAN LAS NEGOCIACIONES CON LA CUP

MIENTRAS CONTINÚAN LAS NEGOCIACIONES CON LA CUP

El Govern ironiza con la decisión: "El TC no defrauda nunca" a Cataluña

Neus Munté, como vicepresidenta en funciones del Govern de Cataluña, ha querido dejar claro que lo "efectos políticos" y la voluntad de "diálogo" de la resolución separatista se mantienen "inalterables" pese a la decisión tomada por unanimidad por el Trinbunal Constitucional. Por su parte, la CUP ha afirmado que no reconoce la legitimidad del Tribunal Constitucional para anular resoluciones del Parlament.

La vicepresidenta del Govern en funciones, Neus Munté, ha ironizado este miércoles con que el Tribunal Constitucional "no defrauda nunca" a Cataluña, pero ha querido dejar claro que los "efectos políticos" y la voluntad de "diálogo" de la resolución rupturista se mantienen "inalterables" pese al fallo.

El Tribunal Constitucional ha anulado este miércoles por unanimidad la resolución independentista del Parlament al considerar que contraviene el "imperio de la Constitución como norma suprema", que es "es fruto de la determinación de la nación soberana por medio de un sujeto unitario, el pueblo español, en el que reside aquella soberanía y del que emanan, por ello, los poderes de un Estado".

Sin embargo, para el Govern, los "efectos políticos" y la "integridad" del texto anulado, incluido "la voluntad del diálogo que ha estado siempre", se mantienen "inalterables", ha dicho la vicepresidenta en funciones en una conferencia de prensa en el Palau de la Generalitat.

Para Munté, la respuesta del independentismo catalán, inmerso en las negociaciones entre Junts pel Sí y CUP, debe ser "la unidad" y "dar un paso adelante" para "acordar la investidura de Artur Mas" como president, para que el nuevo Govern pueda actuar "en todos los frentes" y responder a los "ataques que llegan cada día y cada semana" desde el Gobierno del Estado.

LA CUP NO RECONOCE LA LEGITIMIDAD DEL TC
La CUP ha afirmado que no reconoce la legitimidad del Tribunal Constitucional (TC) para anular resoluciones del Parlament, y ha pedido a todos los partidos catalanes que hagan lo mismo y "desobedezcan" sus resoluciones, que considera que son "papel mojado".

En un comunicado difundido esta tarde, la CUP recuerda que el texto de la declaración parlamentaria "ya prevé el no reconocimiento del TC, que carece de toda legitimidad democrática y, por tanto, de competencia sobre la voluntad democrática del pueblo catalán". "Desde la CUP, no reconocemos este tribunal ni consideramos aplicables sus resoluciones" que "son -afirma- sencillamente papel mojado".

Por esto, añade, "instamos al conjunto de fuerzas políticas y de instituciones a no reconocer ninguna legitimidad a las resoluciones del TC y, por tanto, a no obedecerlas, garantizando así que el proceso hacia la república catalana no tiene marcha atrás".

 

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.