UNA DE LAS MÁS PELIGROSAS

UNA DE LAS MÁS PELIGROSAS

España descuelga su bandera en Afganistán tras 13 años de misión militar

Casi 30.000 militares han participado desde 2002 en esta operación, que ha costado un centenar de vidas. Este sábado, la vicepresidenta recogió la bandera que hasta ahora ha ondeado en la base afgana de Herat.

España pone punto y final a su gran misión en Afganistán. Después de casi 14 años, los 236 militares que quedan en la base de Herat, en el oeste del país, volverán a casa, dejando tras de sí una de las operaciones más largas y más peligrosas para las Fuerzas Armadas. Sólo quedará un reducido grupo de unos 20 efectivos en la capital, Kabul, para labores de asesoramiento al Ejército afgano.

Más allá del objetivo de la misión, la de Afganistán ha supuesto uno de los retos más importantes que han asumido las Fuerzas Armadas españolas en los últimos tiempos y, sobre todo, desde que participan en misiones internacionales.

El sostenimiento de un contingente que llegó a ser de 1.521 militares a una distancia de 6.000 kilómetros y durante más de 13 años no es tarea fácil. Todo ello combinado con operaciones que ocasionalmente implicaron verdaderos combates en un entorno austero y a menudo en condiciones climatológicas muy extremas.

Es la misión que más vidas se ha cobrado: un centenar de militares han fallecido en el curso de esta operación. De Afganistán volvían los 62 militares que murieron en el accidente del Yakolev 42 que se estrelló en Turquía en mayo de 2003, siendo hasta el momento la mayor tragedia que han sufrido las Fuerzas Armadas en tiempos de paz.

De la misión de ISAF también son las 17 bajas que sufrió el contingente español en el accidente de un helicóptero Cougar, en agosto de 2005, durante una operación de reconocimiento a unos 20 kilómetros al sur de Herat.

Y en agosto de 2010, un talibán infiltrado como chófer mató a dos guardias civiles y un intérprete de español en la entonces base española en Qala i Naw, situada en la provincia de Badghis y cuya responsabilidad se entregó a las autoridades afganas hace ya dos años.

El resto de militares fallecidos en Afganistán perdieron la vida --uno de ellos la primera mujer muerta en misión internacional, Idoia Rodríguez-- en accidentes, combates o explosiones por artefactos explosivos improvisados (IED) colocados por la insurgencia en las carreteras, un sistema que hizo especial mella durante algunos años entre los contingentes internacionales de esta misión.

Aunque no ha sido la misión más larga, pues la de Bosnia supera los 23 años de duración, la de Afganistán ha visto pasar ya seis ministros de Defensa, uno de ellos interino, Alfredo Pérez Rubalcaba, durante la baja de maternidad de Carme Chacón en 2008.

Los 236 militares que ahora se marchan han participado en 'Resolute Support' desde principios de este año, cuanto esta misión sustituyó a la Fuerza de Asistencia a la Seguridad, más conocida como ISAF, que estuvo operando en el país desde 2002. En total, por Afganistán han pasado casi 30.000 militares y Guardias Civiles españoles.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.