VISITA A ALEMANIA

VISITA A ALEMANIA

Papandréu asegura que las ayudas a Grecia son una inversión para el futuro

"No se trata de una inversión en los errores del pasado, sino en los éxitos del futuro", ha dicho Papandréu ante la cúpula empresarial germana reunida en el Día de la Industria Alemana.

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, afirmó en Berlín que las ayudas de los países de la zona euro para reflotar la economía de Grecia son una inversión para el futuro que beneficiará a toda la Unión Europea.

"No se trata de una inversión en los errores del pasado, sino en los éxitos del futuro", dijo Papandréu ante la cúpula empresarial germana reunida en el Día de la Industria Alemana, a quien garantizó que "Grecia cumplirá todos los compromisos adquiridos".

"Podemos lograrlo. Podemos convertir la crisis en una oportunidad", afirmó Papandreu en un emocionado discurso ante la Confederación de la Industria Alemana, a la que aseguró que los helenos "tenemos el potencial" para conseguirlo.

La eurozona afronta una semana crucial para su futuro, con votaciones clave en los parlamentos de Alemania, Finlandia y Eslovenia sobre el fondo de rescate europeo y con el rescate de Grecia pendiendo de un hilo.

La gravedad de la situación la resumió el portavoz comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj: "Grecia realmente está ante el momento de la verdad y tenemos la última oportunidad para evitar el colapso de la economía griega".

¿Ampliar el fondo de rescate?
La eurozona intenta por todos los medios desactivar el peor de todos los escenarios posibles: una suspensión de pagos de Grecia y el efecto dominó que provocaría una quiebra en toda la zona euro. Por lo pronto, la semana ha empezado relativamente mal, ya que los inspectores de la 'troika' -formada por el FMI, el BCE y la CE- que pretendían regresar a Atenas para reanudar la quinta revisión del programa de ayudas a Grecia, han retrasado su visita, según la Comisión.

Y aunque volviesen esta misma semana a la capital griega, la CE descarta ya que la eurozona pueda decidir sobre el desembolso del sexto tramo de la ayuda -8.000 millones de euros- el próximo 3 de octubre, cuando se reúne en Luxemburgo de nuevo el Eurogrupo.

La eurozona pretendía entregar la ayuda de la UE y del FMI en septiembre, pero diferentes obstáculos en el seno de la zona del euro y en Grecia -que no ha avanzado lo suficiente en la aplicación del programa de ajustes y reformas estructurales, han provocado un retraso considerable. Grecia sólo tiene dinero hasta octubre para pagar los sueldos públicos y las pensiones.

"Tenemos en cuenta las necesidades financieras de Grecia, pero también tenemos en cuenta los compromisos que tiene que cumplir antes del próximo desembolso", afirmó Altafaj. Este no es el único problema. Los 17 gobiernos de la eurozona acordaron el 21 de julio utilizar el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para el desembolso de la ayuda.

Sin embargo, su reforma aún no ha sido ratificada por todos los parlamentos. Esta semana se esperan progresos en este frente, dado que la Cámara Baja alemana (Bundestag) votará el jueves sobre los nuevos poderes del FEEF, que estará dotado de 440.000 millones de euros una vez se hayan completado los trámites y podrá recapitalizar bancos e intervenir en el mercado secundario. También prevén votar sobre el "nuevo" FEEF los parlamentos de Eslovenia (mañana) y el de Finlandia (el miércoles).

"Esperamos que el resultado sea positivo", porque está en juego la estabilidad financiera de toda la eurozona, dijo Altafaj. Pero pasados dos meses de la cumbre extraordinaria de los países del euro, varios pesos pesados dentro y fuera de la UE opinan que hay que aprovechar mejor el uso del fondo y aumentar su tamaño. Esta posibilidad ha sido abordada de manera informal en la reunión anual del FMI y del BM, según admitió el portavoz comunitario.

La BBC informó de que se estudia aumentar la dotación del fondo hasta los 2 billones de euros, así como permitir una quita del 50 % de la deuda griega, pero la CE, tras dejar claro que hay conversaciones informales al respecto, consideró esta eventualidad "prematura" e "irresponsable", en palabras de Altafaj, quien recalcó que Grecia "tiene que pagar a sus acreedores".

Entre las posibilidades que se estarían barajando figura la de dar una licencia bancaria al fondo que le permitiera depositar los bonos comprados como garantía ante el BCE, que tendría una capacidad ilimitada para comprar deuda de países en dificultades, pero esta idea se ha topado ya con la oposición alemana y las reticencias del Banco Central.

Otra idea es que el fondo actúe como "asegurador" al garantizar las primeras pérdidas sobre deudas soberanas, y una tercera es que funcione como el plan de rescate al sector financiero que utilizó EEUU (el TARP) tras la quiebra de Lehman Brothers para inyectar dinero en la industria y nacionalizarla parcial y temporalmente.

Todo este entramado de hipótesis planeará el miércoles sobre el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, en su esperado discurso del "estado de la Unión" ante el Parlamento Europeo, donde mañana comparece el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.