ACTOS DE CONMEMORACIÓN EN PARÍS

ACTOS DE CONMEMORACIÓN EN PARÍS

La leyenda de Morrison sigue viva cuatro décadas después de su muerte

Cuatro décadas después de su muerte en París a los 27 años, el magnetismo del misterio sigue arropando la figura de Jim Morrison, el poeta que lideró "The Doors" y que trascendió a la escena musical para convertirse en un prominente icono de la generación maldita del rock and roll.

El rastro de los últimos pasos de Morrison, fallecido a la misma edad que Jimi Hendrix, Janis Joplin, Brian Jones o Kurt Cobain, ha dejado París surtido de lugares vinculados a "El rey lagarto" y venerados por sus incondicionales cada 3 de julio.

La parisina sala Bataclan, el teclista y el guitarrista de la banda ofrecieron un concierto homenaje al difunto bajo el nombre de "Ray Manzarek & Robby Krieger of The Doors" en el que no participará John Densmore, batería del grupo original.  Pero existen otros enclaves en la Ciudad de la Luz que velan por el recuerdo del chico tímido y excéntrico que llevó a las radios de todo el mundo el rock psicodélico de temas como "The End", "Break On Through" o "Touch Me".

Protegidos por una valla metálica en la división 6 del cementerio del Père-Lachaise, los restos de James Douglas Morrison (1943-1971) yacen bajo una lápida a la que nunca le faltan flores y donde un epitafio reza: "Kata ton daimona eaytoy" (Fiel a su propio espíritu). Allí se congregan sus adeptos, que a menudo declaman poemas, hacen fotografías o colocan botellas de bourbon junto a la célebre lápida, mucho más frecuentada que los vecinos lechos del escritor Oscar Wilde, la soprano Maria Callas o el compositor Frédéric Chopin.

"El Rey Lagarto", aficionado a consumir drogas psicotrópicas como la marihuana, el LSD o el peyote para adentrarse en experiencias chamánicas, había llegado a París convertido en un obeso, alcohólico y desaliñado, para centrarse en su poesía. Corría marzo de 1971. Era un Morrison ajeno al joven sensual y provocador que poco antes hechizaba en los escenarios con sus pantalones ajustados de cuero y sus improvisaciones poéticas. "Sin 'The Doors', Jim solo habría sido un borracho y un adicto como todos nosotros", bromea Caataa Reed, que ha volado desde Australia para conmemorar en París su aniversario.

El universo del rock se había enrarecido con las muertes casi consecutivas de Jimi Hendrix y de Janis Joplin, y "Jimbo" se refugió en París con su novia Pamela Courson, quien poco después le encontraría muerto en su bañera. "Jim no habría ido a París si no hubiera ocurrido toda esa mierda de Miami", lamenta Baptist al recordar cómo terminó la espiral de éxito y autodestrucción de aquel estudiante de cine la Universidad de Los Ángeles (UCLA) que a los 21 años fundó un grupo llamado "The Doors" y con el que llegó a cotas de popularidad reservadas solo a un puñado de leyendas del rock. 


Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.