El responsable de una ganadería y la Policía Foral buscan en el campo a un novillo que el domingo se escapó durante el recorrido del encierro de la localidad de Valtierra (Navarra) y que, aunque llegó a poner en apuros a varios vecinos, no causó ningún herido. 

Según han confirmado fuentes del Gobierno de Navarra, la Policía foral está alertada desde ayer del suceso y se encuentra en permanente contacto con el ganadero, que busca a la res en unos campos de maíz ubicados a más de un kilómetro de distancia de la localidad, que celebra sus fiestas patronales. 

El suceso ocurrió cuando uno de los astados que participaban en el encierro, un novillo de la ganadería de los hermanos Ustárroz de Arguedas, saltó repentinamente el vallado que cerraba el recorrido y consiguió superarlo tras romper el tablón superior. 

Ante la sorpresa de los vecinos el animal continuó su marcha por las calles del pueblo sin acotar y en su huida se topó con algunas vecinas, que, sorprendidas, intentaron esconderse tras una verja.

"EL TORO VENÍA TRANQUILO"

Una de ellas ha relatado que "el toro venía tranquilo", si bien ha señalado que se acercó y llegó a "olerlas" mientras ellas intentaban no perder la calma y no moverse. 

Otra llegó a caerse hacia atrás ante la cercanía del animal y señalaba haber "vuelto a nacer", ya que finalmente ninguna de las tres fue embestida. 

El suceso ocurrió después de que pasado miércoles en otra localidad navarra, la de Tafalla, un novillo que participaba en el coso taurino en un concurso de recortadores saltó sobre el burladero y consiguió alcanzar el tendido de sol, donde su presencia provocó heridas a unas 40 personas por golpes y contusiones al intentar huir del animal, y sólo una persona sufrió una herida por asta.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.