LINGÜISTAS RESUELVEN EL MISTERIO 43 AÑOS DESPUÉS

LINGÜISTAS RESUELVEN EL MISTERIO 43 AÑOS DESPUÉS

Lo que dijo realmente Neil Armstrong cuando pisó la Luna

Expertos en lingüística muestran cómo los paisanos del astronauta funden las palabras ‘for’ y ‘a’ haciéndolas indistinguibles. La Historia siempre le negó haber dicho lo que quería decir: "…un pequeño paso para un hombre".  La ausencia del artículo suponía usar hombre como sinónimo de humanidad.

Casi 43 años después, aún no se sabe con certeza qué dijo Neil Armstrong al pisar la Luna el 20 de julio de 1969. Los archivos oficiales de la NASA recogen la tradicional “That’s one small step for man; one giant leap for mankind” (Este es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad). 

Pero Armstrong se fue a la tumba insistiendo en que él había dicho for a man (para un hombre). La presencia de una simple a cambia por completo el sentido de la frase.

De una absurda  repetición hombre-humanidad, se pasa a toda la carga simbólica y poética de “Este es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Ahora, expertos en lingüística y acústica le dan la razón al astronauta y culpan a su acento de la confusión.

Investigadores de varias universidades de Estados Unidos han comprobado que los habitantes de la zona en la que nació y se crió Armstrong (en la ciudad de Wapakoneta, en el área central del estado de Ohio) tienen una forma de hablar en la que suelen fundir los lexemas for y a en fora haciéndolo indistinguible de la fonética de for, que se corresponde con la [fɚ] del Alfabeto Fonético Internacional.

“Aunque nunca sabremos de forma definitiva qué dijo Armstrong cuando pisó la Luna, una tormenta perfecta de factores, como la duración de la frase, la coarticulación y el ruido en la transmisión de la señal apuntan a que él dijo for a man, pero lo percibimos como for man“, dice Melissa Baese-Berk, del Departamento de Ciencias y Desórdenes de la Comuniación de la Universidad Estatal de Michigan.

Baese-Berk, su compañera de departamento, Laura Dilley, experta en percepción del habla en adultos, y el psicólogo de la Universidad Estatal de Ohio (OSU),  Mark Pitt, echaron mano del Buckeye Corpus for Conversational Speech, una base de datos elaborada por Pitt hace años en la que registró largas conversaciones entre 40 habitantes de las zonas centrales de Ohio para comparar su acento, giros y modismos con la frase de su vecino Armstrong.

Los investigadores transcribieron fonéticamente y ortográficamente las charlas del Buckeye Corpus y alinearon temporalmente las transcripciones con el archivo de audio para establecer la duración específica de cada frase. 

Extrajeron los 191 casos en los que aparecía la palabra for antes de a y muchos otros en las que era seguida por un sustantivo para realizar comparaciones. 

Hay que tener en cuenta que en la gramática inglesa, como en el caso de la frase de Armstrong, la presencia o ausencia del artículo indefinido a no invalida la frase pero le puede dar un significado muy diferente. Aquí, su ausencia suponía usar hombre como sinónimo de humanidad.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.