DE LA FIRMA PRIVADA ORBITAL SCIENCES CORPORATION

DE LA FIRMA PRIVADA ORBITAL SCIENCES CORPORATION

La NASA mantiene su confianza en empresas privadas pese a la explosión del cohete

Un cohete de la NASA ha explotado segundos después de despegar en una base de Virginia, en Estados Unidos. Afortunadamente no llevaba tripulantes, pero sí más de dos toneladas de suministros para la Estación Espacial Internacional. Alimentos y material de investigación.

La agencia espacial estadounidense (NASA) mantiene su confianza en las empresas privadas nacionales para el transporte de astronautas y material a la Estación Espacial Internacional (EEI) pese a la explosión este martes de un cohete no tripulado. "Lo ocurrido hoy no nos desalentara en nuestros esfuerzos por ampliar nuestra ya exitosa capacidad para enviar cargamento desde suelo estadounidense a la EEI", dijo en un comunicado William Gerstenmaier, responsable adjunto del Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA.

Un cohete Antares de la empresa privada Orbital Sciences Corporation, con más de dos toneladas de carga para la Estación Espacial Internacional, explotó este martes segundos después de su lanzamiento desde la pequeña base que tiene la NASA en la Isla Wallops (Virginia).

Este accidente es el primero desde que EE.UU. comenzó a privatizar el transporte de material a la EEI al quedarse sin vehículos propios para enviar carga y tripulación a la estación espacial cuando concluyó su programa de transbordadores en 2011. Orbital Sciences es, junto a SpaceX, una de las dos empresas privadas contratadas por la NASA para llevar material a la EEI, mientras que Boeing y SpaceX transportarán a los astronautas estadounidenses a partir de 2017 desde suelo nacional, lo que pone fin a la dependencia de las naves rusas Soyuz.

La NASA y Orbital explicaron en rueda de prensa conjunta que investigan las causas del accidente y esperan al miércoles para determinar a la luz del día los daños ocasionados en la plataforma de lanzamiento. El cohete Antares llevaba la cápsula Cygnus, juntos valorados en más de 200 millones de dólares, cargada con más de dos toneladas (5.000 libras) de material de reabastecimiento, como alimentos y experimentos científicos, pero la NASA asegura que los seis astronautas de la EEI no corren peligro de quedarse sin suministros.

"Aunque la Nasa está frustrada porque la tercera misión de reabastecimiento de Orbital Sciences falló, seguiremos adelante con un nuevo intento una vez que hayamos entendido el percance de hoy", explicó Gerstenmaier. "Orbital ha demostrado una capacidad extraordinaria en sus dos primeras misiones a la estación este año, y sabemos que puede repetir ese éxito. Lanzar cohetes es una tarea increíblemente difícil y aprendemos de cada éxito y de cada contratiempo", añadió.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.