PARA USOS TERAPÉUTICOS

PARA USOS TERAPÉUTICOS

Conservar el ADN de un pariente fallecido ya es posible en España

El objetivo, salvaguardar la salud de los descendientes directos y de las futuras generaciones.

Guardar el ADN de un pariente fallecido ya es posible en España. La finalidad es preservarlo para un posible uso terapeútico en el futuro, como identificar a los portadores de una enfermedad hereditaria. Nueve de cada diez de las causas más frecuentes de fallecimiento están asociadas a factores genéticos.

Tener la historia genética de nuestros progenitores a mano puede salvarnos la vida. Sin embargo, hoy en día, muy pocas personas tienen almacenado su ADN y, una vez que han fallecido, resulta prácticamente imposible obtenerlo.

La incineración lo destruye por completo y el entierro tradicional lo fragmenta. Por eso, los expertos recomiendan preservar una muestra de ADN de los familiares fallecidos antes de darles el último adiós.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.