Qué rico, ¿verdad?

Qué rico, ¿verdad?

Ratas de agua, lagarto y otras comidas rarunas de España

Aunque pensemos que hay que ir hasta Asia para probar platos insólitos, aquí también tenemos lo nuestro...

Lamprea ártica encontrada en un jardín de Alaska
Lamprea ártica encontrada en un jardín de Alaska | Departamento de Pesca y Juego de Alaska

Te cogiste la mochila y te fuiste hasta Asia para comer perro, por ejemplo, y luego descubriste que en Extremadura se comían los lagartos (y no por hambre, no pensemos en el documental de Las Hurdes de Buñuel), sino como delicatesen; o que en Galicia se meten entre pecho y espalda un pez con forma de culebra que da pavor solo con verlo. Es decir, que a veces las comidas rarunas las tenemos bien cerquita y no lo sabemos. Cocinatis te propone un viaje por la geografía española en el que degustaremos todo tipo de platos vamos a decir, poco convencionales. ¿Te atreves?

- Lamprea. Dicen que es el pez más antiguo del planeta y antiguo no sabemos, pero feo lo es y un rato. Es un pez sin mandíbula ni aletas, que por su aspecto exterior se parece bastante a las anguilas. Su boca tiene forma de ventosa para fijarse en el cuerpo de sus víctimas de las que se alimenta (vamos, un parásito en toda regla que chupa la sangre de otros). En Galicia es considerada un manjar (ojo que sus precios no son económicos) y hay muchas formas de cocinarla. Una de las más comunes es “a la bordalesa”, es decir, en su propia sangre. Quienes la degustan dicen que es un manjar. También se puede comer en conserva.

Una tapita de crestas de gallo | Wikipedia

- Crestas de gallo. Son típicas de Zamora (también se degustan en Portugal) y se ha recuperado su cocina (era un acompañamiento común de las legumbres entre los abuelos de la zona). De aspecto, ya cocinadas evidentemente, podrían confundirse con una seta y la textura se asemeja a la del seitán. Dicen que el mismísimo Leonardo Da Vinci describió una receta de crestas de gallo con migas.

- Gallinejas y entresijos. En la capital de España también tenemos cosas variopintas que se ponen en el plato, de éstas que para algunos son un manjar y para otros muchos, una asquerosidad. Las puedes encontrar en determinadas tascas durante todo el año pero son muy típicas durante la fiesta de San Isidro. ¿Qué son? Las tripas del cordero (se comen fritas). Los entresijos son una parte concreta de la gallineja. No apto para todos los estómagos.

- Chanfaina. Es un plato típico de Salamanca y su ingrediente principal es la sangre (que también se toma en otros productos como la morcilla, por ejemplo). Suele llevar distintos ingredientes, según la zona: carne de cordero, sangre cocida, ajo, laurel… y en otros lugares simplemente lleva la sangre cocida y arroz. Haría las delicias de Drácula...

Sí, el lagarto se comía antes | Wikipedia

- El lagarto en Extremadura. Vaya por delante una premisa, actualmente no se come y no porque no guste, sino porque durante una época se comía tanto (sobre todo en la provincia de Cáceres, recordamos haberlo visto en los mercados de abastos durante los años ochenta) que las poblaciones de lagarto ocelado estuvieron a punto de extinguirse. Actualmente sigue bajo protección aunque tímidamente surgen algunas iniciativas para criarlo (destinado a la alimentación). Solía hacerse a la parrilla.

- Rata de agua. Miguel Delibes lo contó en alguna de sus novelas y por Castilla aún hay abueletes que rememoran que lo más rico eran los muslitos. No, no tienen que ver con las ratas de alcantarilla aunque compartan el nombre: son roedores de arroyo y comen hierba (su nombre latín es Arvicola sapidus). En Valencia se hacía paella de ratas y en Zamora se cocinaban con arroz. También se degustan en Baleares. Ojo que, al igual que el lagarto, es un animal protegido.

Rabito de cerdo guisado. Delicioso, ¿verdad? | Cocinatis

- Rabo de cerdo. Si hay rabo de toro, ¿por qué no se va a cocinar el rabo de cerdo siendo éste un animal del que se aprovecha todo? Suele presentarse guisado con patatas.

- Grelos. Después de tanta casquería, vayamos a algo verde, la hoja del nabo o nabiza. En muchos lugares acaban en la basura, pero en Galicia (también en Portugal) se consumen mucho como acompañamiento de otros platos. Se pueden hacer hervidos o en ensalada, y tienen muchos nutrientes.

- Y por último, una combinación raruna: leche tibia con bacalao. Idóneo para los amantes de las mezclas variopintas. Al parecer, es típico del País Vasco, donde se solía tomar un tazón de leche tibia, azucarada con pedazos de pan y trocitos de bacalao. Para gustos, colores.

Gastronomistas | @gastronomistas | Madrid | 02/12/2016

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.