Tu familia te lo agradecerá

Tu familia te lo agradecerá

Siete alimentos que te ayudan a no roncar

Adiós a las sinfonías nocturnas con este grupete de alimentos.

Javier Sánchez | Madrid | 13/12/2018

Seguro que te interesa

Hay factores que no ayudan cuando se trata de conciliar el sueño. Ejemplo: acostarse después de haberse comido un plato de callos y media tarta al whisky, regado todo con una botella de Rioja, equivale casi seguro a pasar una noche de esas de darse la vuelta cada dos por tres, de sudores fríos y, si tenemos cierta tendencia, de ronquidos sin fin hasta que despunte el alba. La alimentación ayuda, así que aquí van siete alimentos que te pueden ayudar a dormir like a little baby.

Leche de soja | iStock

Leche (pero vegetal). Decían las abuelas que un vaso de leche templada antes de irnos al catre era mano de santo. Pues bien, vamos a actualizar un poco la info:

la leche de vaca puede provocar congestión y aumenta las posibilidades de roncar en personas con intolerancia o sensibilidad a la lactosa. De hecho, muchos productos lácteos provocan el mismo (y desagradable efecto). Optar por la bebida de soja, almendra o alpiste permite evitar el problema.

Caballa confitada con consume de azafrán | antena3.com

Pescado. Cenar pescado siempre es una buena idea y es, sin duda, mejor opción que rematar nuestro día con un filete de carne roja, que estimula la inflamación, lo que puede estrechar los canales nasales, provocando que el ronquido sea inevitable. Por otro lado, el pescado está lleno de ácidos grasos buenos que también permiten luchar contra esa inflamación que nos impide conciliar el sueño.

Miel | Agencias

Miel. La miel relaja y alivia la garganta, y también reduce la hinchazón, por eso se usa para ayudar a los resfriados. El ronquido no deja de ser consecuencia de una congestión, así que poner una cucharada en el vaso de leche (vegetal) antes de acostarte es hacer un combo doble para evitar los ronquidos.

Cebollas | No sólo manga

Cebolla. Si eres de los que suele tomar una ensalada para cenar, quizá te conviene añadirle un poco de cebolla cortada finamente para dar esquinazo a los ronquidos. Lo que ocurre con esta verdura es que es un fenomenal descongestionante natural y está llena de antioxidantes. Lo de poner una cebolla cortada en el dormitorio de los niños que está resfriados es por algo...

Atún en aceite | Agencias

Aceite de oliva. Vamos con uno de nuestros tesoros nacionales: lo que ocurre con el aceite de oliva es que es una grasa buena, lo que hace que ayude a luchar contra la inflamación que obtura las vías respiratorias. Por el contrario, si elegimos la mantequilla o la margarina estaremos liándola parda, ya que son grasas saturadas que aumentan el reflujo y contribuyen a que el ronquido no cese.

Gambas al ajillo | Cocinatis

Ajo. Es el alimento antiinflamatorio por excelencia, así que cenar un ración de pollo o de champiñones al ajillo es una idea excelente. De hecho, las personas con mayor tendencia a roncar llegan incluso a masticar un diente antes de irse a la cama. No es mala idea, aunque no sabemos si el resultado del aliento que te deja compensa librarse del ronquido...

Menta en hojas, frescor brutal. | Pexels

Menta. Una forma ingeniosa de disminuir la hinchazón en la garganta es hacer gárgaras con agua mezclada con aceite de menta. Ayuda a abrir las vías respiratorias y asegura casi al cien por cien una noche sin acompañamiento orquestal.

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo hacer un avión de madera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.