Un desafío que viene de Japón y que se está haciendo viral

Un desafío que viene de Japón y que se está haciendo viral

Los peligros de la 'dieta Cenicienta' que siguen cada vez más mujeres jóvenes

El físico irreal de las princesas Disney como espejo en el que mirarse: hay una nueva tendencia que viene de Japón y que es muy peligrosa.

¿Pueden las princesas Disney ser ejemplo de algo? A lo largo de la historia las hemos visto sufrir lo indecible por la búsqueda de un amor imposible, perpetuar estereotipos de género y lucir un cuerpo totalmente irreal. Son los peligros del mundo de la ficción. Es verdad que en los últimos años el perfil de princesa Disney se ha modernizado y se ha diversificado racialmente y en cuanto a modelos físicos, pero aún queda camino por recorrer... El problema es cuando las princesas 'clásicas' aparecen como el modelo deseable por niñas y adolescentes. En eso se basa el peligroso reto de la 'dieta Cenicienta' que viene de Japón y que ha comenzado a extenderse como la pólvora por Twitter y otras redes sociales.

Tomando como ejemplo el personaje animado de Disney, delgadísima y de una cintura muy muy estrecha, adolescentes de todo el mundo están persiguiendo un peso irreal, en el que el índice de masa corporal sea de 18, lo que está considerado por la Organización Mundial de la Salud como demasiado bajo. Las seguidoras de esta peligrosa tendencia introducen una fórmula para saber cómo están de lejos de su ídolo. Para ello elevan al cuadrado su peso en metros y lo multiplican por 18. Por ejemplo, en el caso de Lily James, la actriz que hizo de Cenicienta en la película de versión real y que mide 1,70 metros, la báscula debería marcar 52 kilos. La actriz pesaba en el momento de hacer la película 55 y ya parecía bastante delgada, lo que da una idea del riesgo que conlleva este reto.

Las redes sociales se han poblado de imágenes perturbadoras de gente que está siguiendo esta dieta. Incluso hay una cuenta en Instagram llamada 'Cinderellaweight' donde se insta a las participantes en este reto tan peligroso a intentar conseguir un hueco mayor entre sus muslos, a buscar que los huesos de la cintura se marquen o a hacer todo lo posible para que la clavícula se note lo máximo posible. 'Don't give up on perfection' (no te rindas en la búsqueda de la perfección) es su lema. También hay una serie de consejos que se lanzan y que animan a no pensar en la dieta como algo temporal sino a largo plazo.

Los expertos advierten de que tomar como ejemplo un modelo irreal es algo muy peligroso. Es cierto que en la película de imagen real, Lily James mostraba una cintura muy estrecha, pero explican que eso podría estar motivado por el uso de algún corsé o similar. El problema de que estas modas se extiendan por Internet es que crean un objetivo y un modelo que puede llevar a caer en trastornos de alimentación.

Javier Sánchez | Madrid | Actualizado el 13/07/2018 a las 14:46 horas

Los mas vistos

Hogarmania

Paella Taj Mahal

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.