POST-NAVIDADES

POST-NAVIDADES

¿Te has pasado? Alimentos para remediar una digestión pesada

¿Las fiestas han sido duras para tu estómago? Dale una tregua y, desde ya, integra a tus menús cotidianos estas cinco recomendaciones de alimentos que facilitan la digestión y que te permitirán volver a ser persona.

Post-fiestas
Post-fiestas | Cocinatis

Entre capones, aperitivos, vinos, espumosos y turrones, estos días te has pasado, y lo sabes. En algún momento tendrás que dar una tregua a tu estómago y volver a una dieta equilibrada y más ligera. Para ello, integra en tus menús algunos alimentos que mejoran la digestión de forma natural, ya que, por su composición, permiten aliviar y prevenir la sensación de hinchazón, el ardor o la pesadez de estómago. A eso se suma que es recomendable, para recobrar una cierta normalidad digestiva, comer con horarios fijos y con tranquilidad, tomando el tiempo de masticar bien cada alimento. A continuación, te recomendamos cinco alimentos con los que volverás a ser persona después de las fiestas.

1. LA MANZANA:

Pectina, protopectina y ácido péctico: el trío ganador. Estos elementos de la manzana la convierten en un alimento beneficioso para la digestión. Su fibra (una manzana con piel pueden tener hasta 3,7 g de fibra), muy bien asimilada por el cuerpo, favorece la eliminación de los residuos alimentarios a la vez que estimula el tubo digestivo. De este modo, la fibra aumenta el peso de las heces y reduce la duración del proceso digestivo regulando de forma suave el tránsito intestinal. Eso sí, para que funcione, solo vale comer la manzana de forma natural, nada de zumo, ya que el prensado rompe las fibras.

2. LA PIÑA

La piña tiene un alto contenido en bromelina. Esta enzima acelera la absorción de proteínas por el cuerpo. El consumo de piña al acabar la comidas ayuda a nuestro cuerpo a asimilar con más facilidad la carne y el pescado. La piña también contiene fibras, tales como la celulosa y la hemicelulosa, a una proporción media de unos 1,4 g por 100 g, que facilitan el funcionamiento del tubo digestivo. Un consejo: siempre es mejor consumir la piña fresca ya que la bromelina no resiste al calor que supone el proceso de enlatado o de elaboración de zumo industrial.

3. LA PERA

Otra gran aliada. En caso de problemas digestivos, piensa en consumir peras. Esta fruta es rica en fibras (2,3 g para 100 g). Pero, sobre todo, contiene celulosa y hemicelulosa -igual que la piña-, fibras insolubles que se hinchan al absorber agua en el organismo y aceleran el tránsito intestinal. Es importante tener en cuenta que la piel de la pera es aún más rica en fibra que su pulpa, por lo que se recomienda su consumo si no ha sido sujeta a tratamientos químicos. Por otra parte, serán de más fácil digestión las peras maduras y con una textura más blanda.

4. EL JENGIBRE

Con el jengibre no permitirás a tu intestino ser perezoso. Esta especie oriental facilita el tránsito aportando un toque de exotismo a la dieta cotidiana. Según las investigaciones llevadas a cabo, el jengibre estimula la producción de bilis, a la vez que favorece la acción de las enzimas que participan a la digestión. Lo puedes emplear en tus menús cotidianos rallado o en láminas frescas.

5. EL AGUA CON GAS

Las aguas minerales con gas son muy eficaces para facilitar la digestión (tampoco hay que abusar de su consumo debido a su contenido en sal). Ricas en sodio, en calcio y magnesio, limitan la sensación esta sensación pesadez por la que, a menudo, nos arrepentimos de habernos dejado llevar por la gula.

Laia Zieger | @laiazieger | BARCELONA | 22/12/2016

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.