HAY REMEDIOS PARA HACERLA MÁS LLEVADERA

HAY REMEDIOS PARA HACERLA MÁS LLEVADERA

Estos días vas a tener acidez: ¿cómo combatirla?

Para muchos ya han empezado los días de comilonas sin fin en forma de cenas de empresa, de grupos de amigos y, claro, reuniones familiares de toda índole. En estas fechas suele aparecer la amiga acidez en forma de pinchazos en la parte baja del esófago, dolor de estómago y malestar general. Podríamos decirte que lo ideal es que no comas tanto, pero como sabemos que es difícil ser comedido en estas fechas te vamos a dar algunas opciones para combatirla.

acidez
Ella quiere arruinar nuestra diversión navideña. Vamos a por ti, acidez. | Cocinatis

- Empecemos por la recomendación más polémica: beber leche. Muchos dicen que es un cuento de abuelas, ya que en realidad los lácteos son el mal más absoluto sobre la tierra, y otros dirán que a ellos les funciona. La leche es ligeramente acídica pero mucho menos que el ácido gástrico que el estómago produce naturalmente, de manera que por mucho tiempo se pensó que podía neutralizar a ese ácido más fuerte y calmar el dolor. Y sí, al parecer la leche efectivamente provee una protección temporal contra el ácido gástrico, pero varios estudios han demostrado que también estimula la producción de ácido, lo que puede hacernos sentir mal otra vez después de un corto período de mejora.

- No te tumbes. Pese a que cuando nos encontramos regular lo que nos pide el cuerpo es agarrar una manta y pasarnos horas en el sofá, lo cierto es que en casos de reflujo gastroesofágico va a ser mucho mejor que estemos de pie después de la digestión. Si convencemos a nuestros familiares para dar un paseíto tras la comida, nos sentiremos muchísimo mejor que si optamos por una siesta en el sofá. Si finalmente optamos por una siesta, o si es en la cena donde nos hemos pasado y tenemos que ir a dormir, trata de dormir con la cabeza en alto al menos la primera media hora. Para ello, basta con utilizar una almohada extra.

- Desabróchate el cinturón. De hecho, es recomendable que para esos días en los que vas a comer de más optes por prendas anchas, pues las prendas ajustadas van a dificultar la digestión y harán que te sientas peor.

- Come chicles. La saliva es un protector natural del esófago, de manera que los chicles nos harán segregar más y nos protegerán contra los ácidos causantes del malestar. Si no tenemos chicles, es conveniente ir segregando saliva de vez en cuando durante y después de las comilonas. Ah, y los chicles que sean sin azúcar: que no acabe siendo peor el remedio que la enfermedad.

- Trata de evitar los alimentos que provocan acidez. Sabemos que es complicado en fiestas y celebraciones, pero tienes que tener en cuenta cuáles son esas comidas que te hacen sentir peor: bebidas alcohólicas, café,  cebolla cruda, ajo, pimienta, vinagre, alimentos muy picantes, chocolate, zumos y frutas ácidas o tomates son algunos de ellos. Así pues, si tienes que optar por alguna fruta escoge siempre un plátano, que es un protector digestivo de primera, y evita los cítricos.

-Nada de analgésicos como la aspirina y el ibuprofeno, a no ser que sea estrictamente necesario. Si tenemos que tomar analgésicos es recomendable evitar estos dos y, si no es posible, debemos tomar siempre un protector de estómago para evitar la acidez.

- Come despacio. Ya sabemos que en fiestas es imposible recomendar al personal comer poco, pero sí que es posible hacerlo despacio, masticando todos los alimentos. De hecho, vas a pasarte horas sentado en la mesa y probablemente haya comida para alimentar a un regimiento, así que tómate tu tiempo a la hora de masticar.

- No discutas. Sabemos que las mesas familiares son lugares de grandes emociones, tanto positivas como negativas. Muchos aprovechan estas fiestas para sacar los trapos sucios familiares, cosa que desde un punto de vista digestivo resulta una idea lamentable. El estrés es el mejor amigo de las malas digestiones y de los ácidos, así que conviene mantenerlo a raya cuando vamos a pasarnos con el alcohol y la comida. Debes tener constantemente un espíritu zen y para ello utiliza lo que mejor te vaya: meditación o yoga previos, respiraciones o escaparte al baño a echarte unas partidas al Candy Crash. Pero ante todo, que dijo aquel, mucha calma.

- Bicarbonato. Una cucharadita de bicarbonato tras la comida te dejará como nuevo.

- Infusiones de jengibre. Acostúmbrate a consumirlas durante esos días, y evita en la medida de lo posible tanto el café como los lácteos. Si puedes sustituir el café con leche del desayuno por una infusión de jengibre sería ideal. Vigila también con el consumo de harinas integrales: son muy saludables pero en algunos casos también pueden producir acidez.

 

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 16/12/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.