TU CUERPO TE ESTÁ PIDIENDO A GRITOS... ¿UN CHULETÓN?

TU CUERPO TE ESTÁ PIDIENDO A GRITOS... ¿UN CHULETÓN?

Dime qué te duele y te diré qué comer

El consumo regular de numerosos alimentos puede influir en nuestra calidad de vida. A menudo tenemos déficits nutricionales que se traducen en determinadas sensaciones: dolor de huesos, de cabeza, fatiga, depresión, sueño, ansiedad... Todos estos males pueden deberse, en muchas ocasiones, a que nos faltan los nutrientes que se hallan en algunos alimentos. Dime, pues, qué te duele y te diremos qué comer.

verduras
Las verduras son buenas para muchas cosas, especialmente las de hoja verde. | Cocinatis

Los nutricionistas estadounidenses Ian Marber y Vicky Edgson han analizado estos y otros déficits alimenticios a lo largo de su carrera, con especial incidencia en cómo nuestras carencias nutricionales pueden afectar a nuestro comportamiento sexual. En su compañía www.thefooddoctor.com ofrecen todo tipo de servicios relacionados con el asesoramiento sobre la nutrición humana, tanto a empresas como a particulares. En su filosofía nos hemos inspirado para adivinar qué tienes que comer en función de los males que te acechan.

Evidentemente, cuando los síntomas a los que nos referimos son importantes y afectan a nuestra calidad de vida estamos ante carencias nutricionales severas, por lo que es conveniente acudir a un especialista que estudie nuestro caso. En estos casos, no bastará con incorporar algunos alimentos a la dieta, sino que tendremos que cambiar de hábitos y, probablemente, tomar algún suplemento nutricional a diario siempre bajo prescripción médica.

1- Te fatigas con facilidad, incluso te mareas después de hacer algún ejercicio físico. Si eres mujer, tus reglas suelen ser abundantes, y te suele costar que desaparezcan los morados. 
TE FALTA HIERRO.

Nuestro organismo necesita hierro para crear hemoglobina, que se encarga de transportar oxígeno a las células y así crear la energía necesaria para cualquier ámbito de nuestra vida. Es fundamental para absorber vitamina C, que también debemos consumir a diario.

¿Dónde hallarlo? Las carnes rojas son fuentes inigualables de hierro, pues aunque también lo encontramos en numerosos productos de origen vegetal, como el brócoli, los cereales integrales, las espinacas o los berros, éste se absorbe mucho mejor si es de origen animal.

2- Sueles padecer infecciones, probablemente tengas estrías y tienes también manchitas blancas en la base de las uñas. Es probable que tengas problemas para saborear algunos alimentos y que te molesten especialmente determinados olores. Si eres hombre, estos síntomas pueden ir acompañados de una caída prematura del cabello.
TE FALTA ZINC

El zinc, además de ser el mineral sexual por definición, que favorece el desarrollo de los órganos sexuales durante la pubertad y, ya en la edad adulta, la producción de esperma (cada eyaculación consta de unos 5 mg de zinc, que ayuda a formar la cola del espermatozoide, responsable fundamental de su capacidad motriz), también es necesario para la formación de los enzimas responsables del olfato y del gusto.

¿Dónde hallarlo? En el marisco en general y las ostras y las sardinas en particular. También en el alga espirulina, el sésamo, las lentejas y los cereales integrales.

3- Tienes insomnio, estás irritable, a menudo tienes ansiedad y te cuesta horrores relajarte.
TE FALTA MAGNESIO

El magnesio es fundamantal a la hora de absorber calcio, lo que resulta chocante en la mayoría de sociedades occidentales, en que se consume más calcio que magnesio. Regula la contracción muscular y la relajación del corazón, por lo que una dieta rica en magnesio contribuye a mantenernos relajados en periodos de estrés, así como a ayudarnos a conciliar el sueño.

¿Dónde hallarlo? Especialmente en las verduras de hoja verde (espinacas, acelgas, brócoli, rúcula, canónigos), pero también en el marisco, los plátanos, el queso y los frutos secos.


4- Tienes ansiedad, que se traduce en taquicardias ocasionales, además de agujetas y pequeños calambres en brazos y piernas. Puede que esto vaya acompañado de una lamentable salud dental. 
TE FALTA CALCIO

La falta de calcio suele tener poca incidencia en occidente, donde se consumen gran cantidad de lácteos (aunque también se halla en otros alimentos). El calcio es esencial para el fortalecimiento de los huesos y para la transmisión nerviosa.

¿Dónde hallarlo? Lácteos, ciruelas, frutos secos, ciruelas, verduras de hoja verde y algunos pescados, como la sardina.

5- Has ganado peso sin causa aparente, sueles tener la zona de la garganta sensibilizada e hinchada, incluso levemente dolorida. Sueles tener la piel reseca y crees haber perdido la agilidad mental. 
TE FALTA YODO

El yodo es el principal artífice del buen funcionamiento de la glándula tiroides, que es la encargada de regular nuestro metabolismo y mantener el equilibrio en nuestro sistema hormonal. 

¿Dónde hallarlo? En el marisco, en los zumos de frutas, la sandía, el pepino, el tofu, las espinacas, la remolacha o los nabos.

6- Tienes pocos reflejos, duricias en los talones, se te rompen las uñas y tienes el cabello y los labios secos, así como la piel.
TE FALTAN ÁCIDOS GRASOS ESENCIALES

Se dividen en dos grupos: omega-3 y omega-6. Se llaman ácidos grasos esenciales porque nuestro organismo no puede producirlos, sino que debe adquirirlos a través de la dieta. Son los responsables del equilibrio hormonal, de mantener la piel en buenas condiciones y regular el almacenamiento de grasas.

¿Dónde hallarlos? El omega 3 está muy presente en el pescado (especialmente el azul) y el marisco, en las semillas de sésamo, la calabaza, el girasol y sus aceites. Por su parte, el omega 6 se encuentra en la calabaza, los aguacates y el sésamo.

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | 18/07/2014

Los mas vistos

Hogarmania

2 Aceite K +1 Vino Blanco K5 + Libro de Regalo Las recetas de toda la vida – Black Friday

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.