Del de San Miguel al de San Fernando

Del de San Miguel al de San Fernando

Dime qué buscas y te diré a qué mercado de Madrid tienes que ir

¿Te abruma la moda de los Mercados de Madrid? ¿Ya no saber a cuál ir y para qué? Tranqui, te proponemos una guía para que sepas cuál debes visitar y con qué objetivo.

El Mercado de San Miguel,más bonito que un San Luis.
El Mercado de San Miguel,más bonito que un San Luis. | Cocinatis

Los mercados son los nuevos restaurantes. Decir que has reservado en no se qué sitio para ir a cenar con tus colegas es tan ‘trendy’ como comer torreznos en un bar de viejos… bueno, perdón, la verdad es que esto es ‘trendy’. Tan poco a la moda como ir a un asiático dentro de un centro comercial, por mucho que tu hija pequeña se empeñe porque ve que dentro hay una figura gigante de Hello Kitty…

En fin, por no desviarnos del tema: hay tantos mercados actualmente en Madrid que cuando el turisteo llega en masa (o cuando los madrileños aparcan su trabajo los findes. SÍ AMIGOS, HAY GENTE QUE LO HACE, SE LLAMA TIEMPO LIBRE), se produce un efecto paralizante. ¿Hacia dónde voy? Tranquilos, os hacemos una guía rápida en función de cuál sea vuestro objetivo.

Solo puedo ir a uno. ¿A cuál voy? Pues al de San Miguel (Plaza de San Miguel, /n), claro. Al fin y al cabo, está en un edificio de lo más cuqui, en pleno centro de la capital y fue el pionero en la reconversión de puestos de frutas y verduras en miniespacios gastronómicos en los que comer ostras o cualquier otra maravilla. Eso sí, si vas en fin de semana, prepárate para la marabunta.

Quiero uno… pero con terracita. Vete a Chueca y pasa por San Antón. No es tan bonito como el de San Miguel (Augusto Figueroa, 24), pero tiene una azotea en la que comer o tomarse una copichuela. No pierdas la oportunidad de echar un ojo a los puestos de las distintas plantas (en los puestos hay desde sushi hasta comida griega) en tu camino a la cima.

No me gustan los mercados clásicos, en realidad soy un ‘hipster’. Tranquilo, amigo. Acaba de abrir sus puertas en un esquinazo de la calle Fuencarral el Mercado de San Ildefonso (Fuencarral, 57), que hace referencia a un antiguo mercado que hubo en la zona en la época de Maricastaña. En realidad, no es un mercado al uso, pero sí que se trata de un espacio gastronómico en el que poder comer jamón de Arturo Sánchez o langostinos de Gamba Natural. Ah, y hay eventos.

Soy un cultureta y paso de las masas. Amigo, tu lugar está en el Mercado de San Fernando de Lavapiés (Embajadores, 41). No solo tiene ese rollo off San Miguel que satisfará todas tus ansias de exclusividad, sino que alberga puestos tan maravillosamente insólitos como La Casquería, donde venden libros al peso. Echa un ojo a Maniobras Reciclantes, otro sitio curioso en el que se da nueva vida a viejos objetos a través de talleres. Por si te lo preguntabas, también se puede hacer la compra.

¿Dónde encuentro ají o yuca? Si buscas productos latinos o exóticos, así en general, puedes pasar por el Mercado de los Mostenses (Plaza de los Mostenses, 1) en las traseras de Gran Vía. Es el mejor sitio del mundo para encontrar esos ingredientes que necesitabas para hacer papa a la huncaína o ajiaco bogotano. También hay puestos en los que se pueden comer platos como el legendario Aeropuerto, una nada sutil mezcla de arroz, verduras, pollo, tallarines, carne, col china… El acabose.

Quiero comprar lo mejor de lo mejor. Bienvenido al Mercado de Chamartín (Bolivia, 9). Tome asiento, por favor. ¿Está cómodo? Sí. Deje que le mostremos algunas de las suculentas viandas que podrá llevarse a casa por un precio… digamos “justo” ya que no podemos calificarlo de módico. Los mejores productos de oca y ganso, carnes de alcurnia o pescados para llorar de emoción en una visita que luego hay que rematar con arte en la cocina.

Quiero ver un mercado de toda la vida y a lo bestia, ¿alguna idea? Sí, hombre, sí. Por supuesto, podemos irnos hasta el de Maravillas (Bravo Murillo, 122), que es una cosa de perder el sentido de bonito y de tradicional. Una enorme nave cobija decenas y decenas de puestos en los que encontrar cualquier cosa imaginable. Si no lo ves por aquí, es que no existe. ¡Y pide la vez!

Busco algo insólito, de verdad. Nuestra propuesta es que te pases por el Mercado de Vallehermoso (Vallehermoso, 36). Allí regenta el Kyoto café Un ciudadano nipón, donde puedes tomarte un té y leer un manga o un libro en japonés o algo. También está Washoku, un puesto en el que probar sushi o nigiris recién hecho… Como si pasáramos una tarde en cualquier barrio tokiota sin salir de Chamberí. ¿Mola o k ase?

Quiero ir al más ‘arty’. Sin duda. el Mercado de Antón Martín (Santa Isabel, 5) es tu sitio. No solo porque esté al lado de la Filmoteca, sino porque alberga en su interior sitios tan curiosos como La cocina impostora ('take away' de nuevo cuño) o La mar de algas (vegetales del mar, ñam), sino que hay también sorpresas como Sandwich Mixto, un local especialista en fanzines y publicaciones autoeditadas. Toma ya.

Odio Madrid, ¿qué hago? Pues si tienes un poco de paciencia, en breve podrás disfrutar del Mercado de San Agustín (Cuesta del Águila, 1 y 3) en Toledo. Está a puntito de abrir sus puertas y promete ser lo más de lo más. De hecho, el colectivo de artistas Boa Mistura lo está dejando bonico, bonico. Próximamente, a menos de una hora de Madrid.

 

Javier Sánchez @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 23/06/2018 a las 14:13 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.