Entre 150 y 200 gramos por comida

Entre 150 y 200 gramos por comida

La dieta de las 5 cucharadas: pierde peso controlando cantidades

Aunque suena a dieta "milagro", sus defensores argumentan que no solo no lo es, sino que se trata de una manera equilibrada de alimentarse. Se basa en que, cada vez que comamos, lo hagamos en pequeñas cantidades para que nuestro estómago no se dilate.

Multiplica por cinco esta cucharada: esto es lo que puedes tomar.
Multiplica por cinco esta cucharada: esto es lo que puedes tomar. | Wikipedia

Estamos sobrealimentados: esto es un hecho. En la sociedad occidental se ha generalizado el paradigma de que comer es igual a disfrutar (lo que es cierto, por otro lado) y esto ha llevado a que la obesidad sea un problema cada vez mayor en muchos países. Uno de los problemas tiene que ver con la dilatación del estómago: con la ingesta de cantidades elevadas de comida, las paredes del estómago comienzan a darse de sí, con lo que aumenta la cantidad de comida que puede albergar. En ese sentido, nuestro cuerpo reacciona pidiéndonos más y más.

La llamada dieta de las 5 cucharadas (soperas, por supuesto) busca revertir esa tendencia a partir de un principio muy simple: nada de restringir los alimentos que podemos comer, pero si las cantidades. Lo que busca esta dieta es que en cada ingesta comamos solo el equivalente a 150-200 gramos, suficiente para recargarnos de energía y para que nuestro estómago no aumente de tamaño.El hecho es que, siguiendo esta dieta hay que aumentar el número de comidas diarias, pasando de tres, por ejemplo, a cinco o incluso seis. El hecho de comer frecuentemente evita que, además, pasemos hambre (ya que el azúcar en sangre no varía de forma dramática.

Un ejemplo de menú de acuerdo con la dieta de las 5 cucharadas podría ser el siguiente:

Desayuno: 3 cucharadas soperas de queso fresco con 2 cucharadas de avena. Fruta y té.

Media mañana: una fruta, ensalada de frutas o yogur con frutas.

Almuerzo: 5 cucharadas de arroz, puré de patatas, guiso de verduras o legumbres. También se pueden combinar 3 cucharadas de algo de esto y 2 cucharadas de pollo.

Merienda: 200 gramos de yogur o alguna verdura como pepino o tomate. También se puede preparar un sándwich de pan con queso y frutos secos (siempre que no supere los 200 gramos)

Cena: 5 cucharadas combinadas de pescado, puré, un plato de verduras, etc.

Antes de ir a dormir: Un yogur.

Las únicas restricciones que hay en esta dieta tienen que ver con las bebidas azucaradas, los dulces y la bollería, que no deberían estar presentes en ningún caso. De igual modo, el menú de ejemplo que hemos puesto anteriormente refleja las opciones más saudables posibles. Si seguimos la dieta de las 5 cucharadas con, por ejemplo, fritos o alimentos ricos en hidratos de carbono la pérdida de peso será, sin duda, más lenta.

Javier Sánchez | @srjaviersanchez | Madrid | Actualizado el 13/07/2018 a las 10:35 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.