ADICTOS AL DULCE

ADICTOS AL DULCE

Cómo engañar a nuestro cuerpo para que no nos pida azúcar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha considerado el azúcar como la gran droga de este siglo. Muchas personas no pueden prescindir de su consumo diario, a pesar de las consecuencias para la salud que esto ocasiona.

El azúcar: la droga del siglo XXI
El azúcar: la droga del siglo XXI | Cocinatis

Estudios científicos han demostrado que el azúcar es ocho veces más adictivo que la cocaína y el consumo de este ingrediente no ha hecho más que aumentar. Uno de los principales problemas está en los alimentos  con azúcar oculto, esos que creemos que no lo llevan entre sus ingredientes, pero sí lo contienen.

¿Cuánto azúcar tomamos?
La OMS recomienda consumir, como máximo, 25 gramos de azúcar al día, lo que equivale a dos cucharadas y media. Esto supone un 10% del total de calorías que se toman en un día, aunque la recomendación es reducir esta cantidad al 5%.

Actualmente superamos esta cifra por mucho. En España se toman, de media, 112 gramos de azúcar cada día. Más de cuatro veces la cantidad recomendada.

Sin embargo esto no ha sido siempre así, hace un siglo no se consumían más de dos kilos de azúcar al año. En nuestros días, en países como España o Estados Unidos, se consumen más de 70 kilos.

Esto tiene consecuencias graves para nuestra salud, ya que nos hace acumular grasas que afectan al corazón y al sistema nervioso, y puede ocasionar diabetes u obesidad, entre otras enfermedades.

El azúcar: la droga del siglo XXI

Por qué es adictivo
Cuanto más azúcar consumes, más quieres tomar. Es un ingrediente que crea necesidad y que, además, mucha gente utiliza como premio, ya que cuando se toma se obtiene placer y se reduce la ansiedad y el estrés.

El problema está en lo que ocurre en nuestro cuerpo cuando tomamos un exceso de azúcar: el páncreas , el órgano encargado de procesar este ingrediente, es pequeño y está hecho para procesar el azúcar que se obtiene naturalmente de los alimentos, es decir, el que llevan incorporado las harinas, la fruta o las legumbres.

Cuando se toma más cantidad de la que el páncreas es capaz de procesar, no lo metaboliza y existe el riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Los nutricionistas señalan que no hay que eliminarlo de la dieta, ya que la glucosa es el combustible más inmediato para nuestro cuerpo. Lo que sí es fundamental es reducir las cantidades que tomamos.

Hay algunos trucos que ayudan a desengancharse del dulce y superar su dependencia:

Engaña a tu cuerpo
Y no caerás en la tentación. Para ello, debes tener siempre cerca alimentos para picar entre horas que no eleven la cantidad de azúcar en sangre. Puedes tomar una onza de chocolate con al menos un 70% de cacao e incluso, un caramelo sin azúcar. Si eliges una pieza de fruta mucho mejor.

Cocina en casa
Si te encanta comer dulce y no puedes prescindir de él, prepáralo en casa y sustituye los ingredientes ricos en azúcares por opciones más sanas (cambia el azúcar por un endulzante sano, prepara postres a base de fruta sin utilizar azúcar…). Si vas a tomar dulces, lo mejor es que hayan salido de tu cocina.

Nunca compres con hambre
Está científicamente demostrado que ir a hacer la compra con hambre implica llevarse más cosas de las que hacen falta y alimentos con más azúcar y grasas.

@mia_revista para @cocinatis | Madrid | 03/09/2015

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.