EL TAPEO ESTÁ DE MODA, Y ELLOS SON LOS REYES

EL TAPEO ESTÁ DE MODA, Y ELLOS SON LOS REYES

Cinco bares de tapas que no puedes dejar de visitar en Barcelona

De la tapa clásica a la tapa 'hipster'. En Barcelona, como en todas partes, las tapas están de moda y hay restaurantes, algunos nuevos y otros abiertos desde hace muchos años, que las bordan. Aunque hay locales especializados en tapas para dar y vender, nosotros nos hemos mojado y hemos escogido cinco de nuestros preferidos, que no podéis dejar de visitar si os acercáis a la ciudad.

lostia
El mini steak tartar con yema de huevo de L'Òstia: para ir abriendo boca. | Cocinatis

L'Òstia. Es el típico restaurante que nunca falla cuando se trata de llevar a comer a tus amigos guiris. Y es que L'Òstia lo tiene todo: un nombre peculiar que seguro que les hace mucha gracia, una carta de tapas clásicas muy bien facturada que viene a reflejar a la perfección lo que ellos esperan del Mediterráneo y una encantadora terraza en una hermosa plaza, en el corazón del barrio de la Barceloneta. Además, está decorado con un gusto excelente, con su suelo de mosaico hidráulico y sus sillas de aspecto reciclado, y tiene un pequeño reservado que es una delicia si vas en grupo. Nada que ver, pues, con el clásico local de fritanga que a muchos nos viene a la cabeza cuando decimos la palabra Barceloneta (y que también nos encanta, claro, pero cada cosa tiene su momento).

L'Òstia. Plaça de la Barceloneta, 1. Tel. 93 221 47 58.

Cachitos. Nos adentramos en la zona turística y no queremos que nos den gato por liebre. Buscamos tapas de calidad, a un precio ajustado, en un local estiloso y sofisticado. En Rambla Catalunya, en pleno centro, encontramos este Cachitos que desde hace unos meses tiene un hermano pequeño en la Diagonal, un lugar donde podremos comer tapas que van desde un estupendo canelón de foie y trufa, croquetas, huevos con butifarra y una larga lista de entrantes que precederán a uno de sus estupendos arroces. Ojo, porque tal vez Cachitos huela a 'mainstream' turístico, pero nuestro olfato, por una vez, nos va a engañar: es un restaurante de tapas infinitamente mejor que otros del estilo y merece mucho la pena una visita, seamos o no de la Ciudad Condal. Además, que el interiorismo sea de Estrella Salietti y no de Lázaro Rosa Violán va a suponer un soplo de aire fresco estético que nos va a sentar de muerte.

Cachitos. Rbla. Catalunya, 33. Tel. 93 215 27 18.

Balius Bar. Estamos ante una coctelería que sirve, además, tapas de gran nivel para acompañar los cócteles, pero quienes busquen un restaurante al uso tendrán que elegir algún otro de la lista. Balius Bar estaría en esa categoría que suele haber en todos los buscadores de restaurantes que se conoce como "locales con encanto", y es que esta coctelería ocupa un lugar privilegiado en una soleada esquina del barrio del Poblenou. En un hermoso local rehabilitado, que en su día había sido una droguería y aún conserva los elementos originales, decorado con muy buen gusto, podremos disfrutar de una sofisticada carta de cócteles y acompañarlos con alguna de sus tapas, desde alguna sencilla carne hasta su selección de tapas frías, entre las que merecen una mención especial sus banderillas.

Balius Bar. Pujades, 196. Tel. 93 315 86 50.

Bar Bas. Otro bar de tapas muy céntrico y muy interesante es este local abierto hace pocos meses que apuesta por tapas de toda la vida con un producto extraordinario. Tras sus fogones, Enrique Valentí, a quien encontramos también al frente de Casa Paloma y Chez Cocó, y entre sus maravillas un rabo de toro que quita el hipo, unas albóndigas notabes, croquetas y tapas de temporada, además de una selección de tapas frías elaboradas con materias primas de calidad premium. Imprescindible.

Bar Bas. Rambla de Catalunya, 7. 93 342 75 16.

Bar Calders. Es uno de los bares de tapas más populares de la zona de Sant Antoni, y por algo será. Situado en un hermoso pasaje al que debe el nombre, este local cuenta con una selección de tapas y gin-tonics, perfectas para comer a cualquier hora del día, y una terraza muy deseada siempre abarrotada, especialmente los domingos a la hora del vermú. Y es que merece la pena esperar para ocupa mesa en este bar siempre recomendable, que factura unos huevos Picasso absolutamente escandalosos, que conviven con algunas sugerencias mexicanas, como sus tacos y sus quesadillas.

Bar Calders. Parlament, 25. 93 329 93 49.

 

Laura Conde @LauraConde5 | Barcelona | Actualizado el 23/06/2018 a las 13:21 horas

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.