BARATOS Y FÁCILES DE PREPARAR EN CASA

BARATOS Y FÁCILES DE PREPARAR EN CASA

Siete remedios naturales para acabar con la tos

Polvo, virus, bacterias, polen... son sustancias que pueden causar irritación en las vías respiratorias y que provocan la dichosa tos. Con la tos, el cuerpo trata de liberar estas vías de cualquier sustancia molesta y ajena al cuerpo.

Mujer tosiendo
Mujer tosiendo | Cocinatis

La mayoría de los tipos de tos suelen ser pasajeros, provocados por algún resfriado o alergia, a los que no hay que dar demasiada importancia. Son bastante frecuentes tanto en niños como en adultos, pero es cierto que son muy molestos e incómodos.

Probablemente, muchas personas, al sentir esta molestia, bajarían a la farmacia a comprar alguna medicina que lo pueda aliviar, pero la realidad es que no hace falta. En la despensa de casa seguro que tienes ingredientes de sobra para hacer remedios naturales caseros que funcionan, sin gastar dinero extra. Estos son algunos:

El jengibre

Es uno de los superalimentos de moda y tiene muchos beneficios para la salud. El jengibre tiene propiedades medicinales, con capacidad para aliviar la congestión, funciona como un antihistamínico natural, por lo que es mucho más sano. Prepararlo en infusión es una buena forma de tomarlo, ya que su ingesta calmará la irritación. Si, además, le añades unas gotas de limón y una cucharadita de miel, es un remedio natural perfecto y muy asequible.

No olvides hidratarte muy bien

Beber líquidos es muy importante. Manteniendo la zona hidratada, conseguirás ir eliminando los mocos, ya que la garganta se mantendrá húmeda y la tos disminuirá.

El jarabe de miel

La miel es un alimento perfecto para calmar la irritación de la garganta, la suaviza y baja su inflamación. Es uno de los remedios más populares y eficaces contra la tos. Aunque podrías tomarla sola, si quieres que sea mucho más efectiva, mézclala con aceite de coco y limón (el limón es otro de los grandes aliados gracias a sus propiedades desinfectantes). Lo puedes tomar cuando quieras, pero mejor cada hora si la tos es muy brusca y molesta, y no más de una cucharada.

Chupar un limón

¿Existe remedio más popular? Como ya hemos dicho antes, el limón es desinfectante. Si le añades un poquito de sal y pimienta, y lo chupas (aunque el sabor no sea demasiado agradable), es un remedio bastante efectivo. Tu garganta te lo agradecerá y la tos desaparecerá, aunque no se convertirá en uno de tus hábitos preferidos.

Remedios caseros para la tos | Cocinatis

La raíz de regaliz

También es un remedio natural muy tradicional para calmar la tos. Te ayudará a suavizar y desinflamar la garganta. Puedes chupar la raíz directamente o hacer una especie de té o infusión. Si le añades miel y limón notarás mejoría mucho más rápido.

“Baños” de vapor

El vapor puede ser otro de tu aliado para suavizar la tos, tiene el poder de descongestionar, suavizar las vías respiratorias y eliminar las flemas que hay en ellas. Aunque si sufres asma es mejor que descartes esta opción. Si tienes dudas, siempre debes consultar al médico.

El jarabe de cebolla y miel

Es otro de los clásicos. La cebolla tiene propiedades antibacterianas y antibióticas naturales. Es un remedio muy efectivo para combatir los ataques repentinos de tos. Por otra parte, la miel es un potente antiinflamatorio y antiséptico, por lo que juntos son perfectos. Solo tienes que cortar la cebolla en un par de trozos grandes, colocarlos en una taza con agua y poner a hervir. Una vez hervida, debes retirar los trozos y añadir la miel al agua de la cebolla. Cuando haya reposado y los dos ingredientes se hayan mezclado bien, es aconsejable tomar la mezcla cada una o dos horas.

Seguro que te interesa

@Cosmopolitan_es para @cocinatis | Madrid | 10/10/2016

Más noticias

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo hacer un avión de madera

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.