PEQUEÑOS CAMBIOS QUE BENEFICIAN A TU ECONOMÍA

PEQUEÑOS CAMBIOS QUE BENEFICIAN A TU ECONOMÍA

Siete consejos para ahorrar energía (y dinero) en la cocina

Una parte importante del consumo de energía de las casas se centra en la cocina. ¿Sabes qué debes hacer para ahorrar?

Ahorro en la cocina
Ahorro en la cocina | G+J

El lavavajillas, el horno, el microondas o el frigorífico suponen un porcentaje considerable del gasto que hay en una casa. Con un uso correcto de todos estos electrodomésticos ahorrarás una cantidad sustancial de dinero cada mes. Sigue los trucos que te contamos a continuación y verás el resultado en tus próximas facturas.

Estos sencillos trucos y consejos te ayudarán a reducir el consumo de tu hogar:

1. Agua caliente
Regula la temperatura del agua, procurando que no exceda los 40 grados. De esta forma no sobrecalentarás el agua para luego tener que enfriarla.

2. Ollas y cacerolas
Siempre que sea posible, sustituye las cacerolas convencionales por la olla exprés. Con esta última se alcanza la máxima temperatura utilizando menos energía. También es importante que las cazuelas que escojas tengan un fondo mayor o igual que las dimensiones del fogón y que cocines con los recipientes tapados.

3. Vitrocerámica
Si cocinas en vitrocerámica, aprovecha el calor residual: apágala un rato antes de terminar la cocción.

4. Lavavajillas
Al contrario de lo que se suele pensar, limpiar los platos en el lavavajillas supone un ahorro importante con respecto al fregado a mano. Eso sí, cuando lo enchufes debe estar siempre a plena carga y hay que programarlo a temperatura baja. Recuerda que cuanto menor sea la temperatura, más ahorrarás. Si por el contrario friegas a mano, recuerda cerrar el grifo mientras jabonas los platos y aclararlos todos juntos lo más rápido posible.

5. Electrodomésticos
Es fundamental que sean de máxima eficiencia energética. Aunque tengas que hacer una inversión mayor al comprarlos, la amortizarás en muy poco tiempo.

6. Horno
Cuando uses el horno, intenta aprovechar al máximo su capacidad. Cocina el mayor número posible de alimentos a la vez.

Procura no abrir la puerta del horno de forma innecesaria, porque al hacerlo se pierde el 20% del calor acumulado. Si vas a preparar un asado de más de una hora, no es necesario precalentar el horno.

Siempre que puedas, utiliza el microondas en lugar del horno. Con esta sencilla medida, ahorrarás hasta un 60% de energía.

7. Frigorífico
El frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume de la casa, por lo que es muy importante saber usarlo correctamente. La ubicación de la nevera es muy importante para asegurar su buen rendimiento. Lo mejor es que esté alejada de las fuentes de calor y que circule bien el aire por la parte trasera. En caso contrario, el consumo puede aumentar hasta un 15%.

Hay que cerciorarse de que las puertas, tanto del frigorífico como del congelador, cierren herméticamente, y hay que abrirlas el menor número de veces posible. La temperatura ideal para el frigorífico es de 6 ºC, y de -18 ºC para el congelador. Ajustar el termostato a estas cifras supondrá un importante ahorro en el consumo.

Mía para Cocinatis | Madrid | 23/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.